La armadora japonesa Mazda informó que también parará operaciones en México durante dos semanas, que comenzará a partir de mañana miércoles, tras el anuncio de su matriz de suspensión ante la pandemia del coronavirus.

La automotriz procederá a parar su planta de Guanajuato, México durante 10 días, pues se enfrenta a problemas económicos por la menor venta de vehículos, el suministro de piezas importadas y la emergencia de salud y cuidados de los trabajadores.

La empresa mencionó que su producción programada para estas fechas de suspensión se trasladará para el segundo trimestre, para ajustarse a los planes de la japonesa.

Hasta ayer lunes, 10 de las 12 empresas que producen vehículos en México habían anunciado que cerrarán sus plantas de manera parcial por el impacto del Covid-19, lo que arrastró a sus proveedores de autopartes al cierre de fábricas, ante la baja demanda de unidades a nivel mundial y el cierre de fronteras. Al menos durante marzo, se prevé una baja mayor a 50% en el ensamble total del país.

El fin de semana, General Motors, Nissan y Volkswagen, así como BMW anunciaron que se sumarían al cierre parcial de sus fábricas en México, alineados con los acuerdos realizados de sus sedes en Europa, Asia y Estados Unidos, cuyo paro está programado al menos por tres semanas, dependiendo de cómo evolucione la pandemia.

A partir de este lunes, armadoras como Toyota, Honda, Audi y General Motors suspenderán sus laborales, mientras que Ford y FCA ya lo implementan desde la semana pasada. A este paro se irán sumando el resto de las plantas de motores y transmisiones de la gigante de Detroit, Nissan lo hará a partir del miércoles y Volkswagen a partir del siguiente lunes.