El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció que se dispuso el inicio del desarrollo de la infraestructura para la masificación del gas natural en las regiones de Cusco, Puno, Apurímac, Arequipa, Moquegua, Tacna, Ayacucho y Ucayali, medida que tiene como propósito que este recurso llegue a más familias y fomente el desarrollo de actividades productivas. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario aseguró que “la puesta en marcha de la Nueva Política de Masificación del Gas Natural irá en paralelo a la renegociación del contrato de Camisea”.

“Tenemos una incomparable riqueza agrícola, minera y gasífera, y no permitiremos que mal utilicen nuestros recursos. Perú tiene que ser un país justo, equitativo y que nuestras bondades garanticen mejores condiciones de vida y oportunidades para todas las familias peruanas”, dijo en su red social.

Mediante la resolución suprema aprobada en el Consejo de Ministros, se dispone que la comisión multisectorial, que es integrada por los ministros de Energía y Minas, Economía y Finanzas, Comercio Exterior y Turismo, Justicia y Derechos Humanos y Relaciones Exteriores, así como por el presidente de Petroperú, entregue un informe final con propuestas para el desarrollo de infraestructura de gas natural que permita la masificación en dichas regiones, en el marco de la Política Energética Nacional del Perú 2010-2040.

Según el Ejecutivo, con esta nueva política gubernamental de masificación e intensificación del gas natural se busca poner este recurso al servicio de los peruanos a un precio justo a escala nacional, para beneficio de viviendas multifamiliares, instituciones sociales como los comedores, ollas comunes, postas médicos, hospitales y albergues. También ayudará a la reactivación de actividades productivas.