Londres.- Pese a la pandemia y al Brexit, Londres fue en 2020 la primera ciudad del mundo en compras de residencias de ultralujo por valor de más de 10 millones de dólares, según un estudio publicado el lunes por la consultora Knight Frank.

En total, las transacciones de estas propiedades de muy alto nivel alcanzaron los 3,700 millones de dólares, más que cualquier otro de los rivales tradicionales de la capital británica, según un comunicado.

Las compras, que fueron 201, aumentaron un 3% en Londres el año pasado, mientras que cayeron un 27% en Hong Kong y un 48% en Nueva York, precisó la consultora.

Estas dos ciudades quedaron por delante de Londres en 2019. Esta última incluso se situó en cabeza por primera vez en cinco años en el segmento de propiedades de más de 25 millones de dólares.

Una de las operaciones emblemáticas de 2020 fue la compra de una residencia por 42 millones de libras (56 millones de dólares) en Belgravia, un lujoso barrio del centro de Londres, por parte del magnate indobritánico del acero Sanjeev Gupta, según el diario económico británico Financial Times.

El año pasado, un tercio de las compras de viviendas de más de 10 millones de dólares en Londres fueron realizadas por residentes en el Reino Unido, un alza del 12 por ciento.

También muchos europeos compraron inmuebles de lujo, dada la proximidad a la capital británica, que ha permitido un acceso relativamente fácil a pesar de la crisis sanitaria.

"El mercado residencial de muy alta gama en Londres ha aguantado el Brexit e incluso ha resistido la pandemia, lo que confirma que la capital británica es el destino número uno para los más ricos", subrayó Liam Bailey, responsable de investigación de Knight Frank, empresa especializada en el sector inmobiliario.

Su estudio muestra también que las transacciones en los 12 principales mercados del mundo cayeron ligeramente (un 1%) en un año.

Es un descenso global muy pequeño teniendo en cuenta los cierres temporales del mercado debido a los confinamientos contra la pandemia y las diversas restricciones a los viajes.