Lockheed Martin Corp está cerca de cerrar un acuerdo para rebajar de forma significativa el costo de su avión de combate F-35, afirmó este viernes su presidenta ejecutiva, Marillyn Hewson, tras reunirse con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

NOTICIA: Trump también critica el programa del caza F-35

En declaraciones a periodistas en la Torre Trump, Hewson agregó que Lockheed planea aumentar en 1,800 el número de puestos de trabajo en su centro de Fort Worth en el estado de Texas, que se sumarían a los "miles y miles de empleos" generados a lo largo de la cadena de suministro en 45 estados del país.

"Ciertamente comparto su visión de que necesitamos conseguir la mejor capacidad de nuestros hombres y mujeres, y que debemos lograrlo al menor precio posible", comentó Hewson a periodistas en la Torre Trump.

Hewson había garantizado previamente que haría bajar el costo del caza después de que Trump tuiteó el mes pasado que iba a pedir a la compañía aeroespacial rival Boeing Co si podía ofrecer una alternativa más barata al F-35.

Trump ha amenazado y criticado a algunas de las mayores firmas de Estados Unidos, generando un nuevo riesgo empresarial para los que han sido o temen convertirse en su objetivo.

Los costos del programa del F-35 de Lockheed han escalado hasta una cantidad estimada de 379,000 millones de dólares. El programa significó 20% del ingreso total de la compañía, que fue 46,100 millones de dólares el año pasado.

NOTICIA: Trump cancela pedido de nuevo avión presidencial por caro

El F-18 de Boeing, el avión que Trump manejó como posible alternativa, es un aparato de una generación más antigua y carece de las capacidades de "invisibilidad" del F-35.

Hewson comentó también que Lockheed planea aumentar en 1,800 el número de puestos de trabajo en su centro de Fort Worth, Texas, que se sumarían a los "miles y miles de empleos" generados a lo largo de la cadena de suministro en 45 estados del país. Las acciones de Lockheed subieron un 1% tras sus comentarios del viernes.

erp