Las mayores mineras de litio del mundo registraron caídas en Bolsa ya que las ventas decepcionantes de Livent Corp suscitaron dudas sobre los pronósticos de precios del mineral utilizado con más frecuencia en la producción de baterías para automóviles.

Livent caía 9.1% en la jornada bursátil de Nueva York después de anunciar ingresos del cuarto trimestre inferiores a las expectativas de los analistas. Albemarle Corp, el mayor productor del mundo, llegó a caer 3 por ciento. Entretanto SQM, el segundo mayor, perdía 2.8 por ciento.

Gran parte de la producción de las tres compañías se centra en el carbonato de litio, producido a partir de la salmuera debajo de las salinas andinas de Chile y Argentina. Sin embargo, la demanda de los fabricantes de baterías recargables está cambiando hacia el hidróxido de litio, más refinado. Los precios de carbonato de litio disminuyeron en el 2018, mientras que los precios y la demanda de hidróxido de litio subieron, dijo el responsable ejecutivo de Livent, Paul Graves, a los analistas en una conferencia telefónica el martes.

“Claramente, el mercado no comparte la opinión del equipo directivo sobre la fortaleza de los precios y la demanda a largo plazo”, dijo MacMurray Whale, analista de tecnología industrial de Cormark Securities, en un comentario tras el anuncio de resultados de Livent. “No es una cuestión de la demanda de litio per se, sino una cuestión de la importancia relativa de tal o cual compuesto de litio”.

Livent, con sede en Filadelfia, anunció un ingreso de 119.8 millones para los tres meses finalizados el 31 de diciembre, inferior a la media de 123.3 millones de las estimaciones de analistas recabadas por Bloomberg.

El año pasado, Morgan Stanley rebajó su pronóstico para los valores de Albemarle y SQM por la expectativa de una contracción de los precios del carbonato de litio a casi la mitad para el 2021.

Los precios del carbonato de litio producido en América del Sur cayeron 14% en la segunda mitad del año pasado, pero siguen siendo casi tres veces más altos que hace cuatro años, según Benchmark Mineral Intelligence.

Mercado en auge

El litio y sus derivados constituyen un insumo clave para el desarrollo de la electromovilidad y las tecnologías que están moviendo al mundo; también es muy importante para la industria farmacéutica y para usos industriales.

Chile, con cerca de 70,000 toneladas anuales, es el segundo productor a nivel mundial detrás de Australia, que abastece a 40% del mercado global con unas 76,000 toneladas, de acuerdo con datos de la Comisión Chilena del Cobre y del Ministerio de Energía y Minería argentino.

Como consecuencia del apetito para la fabricación de baterías —principalmente para vehículos—, el mercado mundial de litio está experimentando un auge que podría llevar la demanda a 600,000 toneladas anuales en el 2025, desde las 200,000 toneladas actuales, de acuerdo con Lithium Americas. (Con información de agencias)