El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el plan B que tiene su gobierno es librarse de los amparos que están promoviendo sus adversarios para iniciar la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL). El mandatario anunció que los más de 100 amparos interpuestos ya fueron concentrados en un solo juzgado, lo cual estimó que ayudará a su gobierno para argumentar.

“El plan B consiste básicamente en que se va a hacer el aeropuerto de Santa Lucía. Yo creo que en 15 días más, cuando mucho, ya está terminada la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) y el plan B es que se va a construir el aeropuerto de Santa Lucía en el marco de la legalidad y a pesar de los obstáculos que nos están poniendo nuestros adversarios y los que tenían intereses en Texcoco”, afirmó. El colectivo #NoMásDerroche ha interpuesto hasta el momento 147 juicios de amparo indirecto en materia administrativa en ocho entidades, esto debido a una estrategia, ya que los criterios de los jueces pueden ser diferentes.

En Palacio Nacional, el presidente López Obrador informó que el gobierno logró acumular los juicios de amparo en un solo juzgado.

“Afortunadamente, el Poder Judicial resolvió juntar todos los amparos en un solo juzgado. Eso va a ayudar mucho, porque no tiene razón de ser el amparo. Ya lo dijimos, (el amparo) es el símbolo máximo de la libertad, es algo sublime, pero en este caso se está recurriendo a éste para dañar, para impedir que se haga una obra pública en beneficio de los mexicanos”, consideró.

El mandatario federal admitió que, aunque menor, sí hay un retraso en el inicio de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Sin embargo, refirió que se está utilizando el tiempo para la planeación de la obra, sobre todo en materia de elaboración de planes de transporte, y en espera del dictamen de impacto ambiental que deberá proporcionar la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“Yo espero que salgamos en tiempo. Acabo de tener una evaluación la semana pasada y sí, hay un retraso, pero menor. Y están los amparos, pero se sigue trabajando en toda la parte de planeación, que es muy importante. Se siguen también analizando vialidades, el acceso al nuevo aeropuerto, se sigue trabajando en esos estudios, cómo llegar. Por ejemplo, de la conveniencia de la vía confinada del actual aeropuerto a Santa Lucía, el estudio de cuántos pasajeros tienen conexión o van a tener conexión de un aeropuerto a otro, qué tipo de vía de transporte se requiere; o sea, se está trabajando, ya se tienen los diseños, vamos muy bien. Queremos no dar motivos, estamos esperando el estudio de impacto ambiental, no apresurado, lleva ya un tiempo el estudio”, afirmó.

El presidente López Obrador aseguró que el único plan B que tiene su gobierno es ganar los amparos promovidos por sus adversarios e iniciar la construcción del aeródromo de Santa Lucía.

Calificó como sus adversarios a quienes promueven los amparos, y dijo que a ellos lo que les importa es que el aeropuerto de Texcoco se hubiera construido, porque “era el negocio”. Insistió en que ya se estaba planeando usar terrenos aledaños a Texcoco para crear un desarrollo similar a Santa Fe.

[email protected]