De cada 10 vasos de leche que se beben diariamente en México, cinco son de Lala, tres de Alpura y dos del resto de las marcas. Esto crea un duopolio que controla 80% del mercado lechero, el cual produjo 10,700 millones de litros y generó ventas por cerca de 65,000 millones de pesos en el 2010 según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación ( Sagarpa).

Las estrategias seguidas por Grupo Lala -que preside Eduardo Tricio- y Grupo Alpura -que dirige Víctor Gavito Marco- han favorecido dicha concentración. Por un lado, Lala ha preferido la adquisición de competidores como: Boreal, Nutrileche, Mi Leche y Parmalat. En cambio, Alpura aumentó su producción para lograr un mayor crecimiento, con lo cual en pocos años ha incrementado su participación.

Dar clic en la infografía para verla más grande.

Aunando a lo anterior, en los últimos años Lala y Alpura han ofrecido al consumidor un sinfín de opciones para consumir leche y han aumentado considerablemente su gasto en publicidad, lo que les ha redituado grandes ganancias y mayor penetración en distintos segmentos del mercado.

Mientras tanto, las pequeñas y medianas empresas no cuentan con recursos suficientes para publicitar, innovar y ofrecer lo que el mercado demanda, lo cual ha dejado prácticamente sin rivales a Lala y Alpura, pues han generado un impulso en competitividad que pocas firmas han podido seguir.

En este contexto, el crecimiento de las dos gigantes de la leche se ha convertido en una amenaza para las pequeñas y medianas empresas: les cuesta más trabajo ingresar en nuevos mercados e incluso permanecer en el que están ante la dificultad de competir con grandes empresas como Lala y Alpura que tienen la capacidad de fijar el precio al productor y al consumidor.

Lo anterior tiene al borde de la quiebra a más de 150,000 pequeños y medianos ganaderos de acuerdo con el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, quien además aseguró que la Secretaría de Economía y las grandes empresas del sector lechero hacen caso omiso para emprender acciones de apoyo a pequeños y medianos productores.

Al respecto, Francisco Mayorga Castañeda, de la Sagarpa, indicó que el compromiso del gobierno federal es apoyar a los 200,000 productores de leche del país en la búsqueda de mejores condiciones para el desarrollo integral del sector a nivel nacional, esto en el marco de la reunión del Comité Nacional del Sistema Producto Bovino Leche realizada el 20 de mayo del presente año.

Asimismo, Francisco Mayorga enfatizó en dicha reunión que se requiere avanzar en el marco normativo del sector para fortalecer la calidad de los productos, reforzar los temas sanitarios y ampliar los procesos de transformación industrial, con el objetivo de equilibrar su producción y consumo. Finalmente, en el encuentro donde participaron más de 50 representantes de los eslabones de la cadena productiva lechera del país, se planteó la necesidad de establecer acciones que mejoren la rentabilidad de la producción primaria con un esfuerzo conjunto entre los agentes de la cadena, a través de programas de reestructuración de deudas, el fortalecimiento de temas sanitarios y la construcción de infraestructura.

[email protected]