La marca hindú Bajaj Auto Limited comenzará a ensamblar sus motocicletas en el país, de la mano de la mexicana MotoDrive, el más importante distribuidor de este tipo de vehículos en territorio nacional.

Se espera que en breve inicie operaciones la planta de producción en Toluca, Estado de México, con capacidad para fabricar cerca de 50,000 motocicletas por año, lo cual permitirá a ambas compañías seguir avanzando dentro del mercado mexicano.

Bajaj es líder mundial en motocicletas de baja cilindrada así como en desarrollo de nuevas tecnologías, destacó Ernesto Ibarra, gerente de Desarrollo de Red de MotoDrive.

En entrevista, adelantó que por vez primera se presentará en la Feria Internacional de Franquicias, que se celebrará en Ciudad de México, en busca de distribuidores en el territorio nacional.

MotoDrive es distribuidor maestro para la marca Bajaj en México y en abril se consolidará como la empresa encargada de la importación, ensamble, distribución y venta de motocicletas y refacciones de esta marca dentro de la República Mexicana, anotó.

"Hemos tenido una aceptación extraordinaria por parte de nuevos inversionistas. El día de hoy con 55 grupos de distribuidores, operando cerca de 77 puntos de venta, y nuestra idea seguir creciendo para llegar a todos los rincones del país", resaltó Ibarra.

MotoDrive inició en agosto la venta de motos Bajaj y desde entonces ha comercializado más de 1,500 unidades y la previsión para 2020, cuando ya se tenga la planta a plena capacidad, es de "cuando menos de 36,000 a 40,000 unidades", destacó.

México está entre los países con mayor circulación de motocicletas en América Latina, con un promedio de 16 por cada 1,000 habitantes.