La inversión pública destinada a proyectos de infraestructura tiene que aumentar por lo menos tres veces más, y que esto permita “jalar” al capital privado, de lo contrario, difícilmente podrá haber crecimiento económico en México, advirtieron los empresarios al titular de Hacienda, Arturo Herrera.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes, explicó que el gobierno federal desembolsará 37,000 millones de pesos para detonar la infraestructura, mientras que la Iniciativa Privada (IP) tendría que invertir por lo menos 50,000 millones, como parte de las medidas anunciadas por Hacienda para impulsar la economía.

“(Pero) la inversión pública debe ser mayor que la privada. Si ellos (ponen) 37 y nosotros 50(mil millones de pesos), entonces estamos pidiendo que sea mayor la inversión pública, porque así son las recetas económicas de crecimiento”, expresó en entrevista posterior a la reunión privada con el representante de las finanzas públicas en México.

“Se lo volvimos a decir (al secretario), es que queremos que sea más la inversión pública en infraestructura, que es la que hace crecer a cualquier país. Son recetas ya probadas y son casos de éxito. Entonces, qué bueno, porque son señales de confianza, eso nos motiva muchísimo, pero sí queremos ir por un poquito más por la parte pública”, acotó.

Cervantes reconoció que para lograr el crecimiento económico se requiere de un gran esfuerzo tanto del gobierno como del sector privado, bajo muchas líneas de acción. “Tenemos que levantar el sur-sureste, tiene que haber inversión pública, la privada totalmente atrás de ello, que haya certeza jurídica, que haya confianza, que ya las señales son muy importantes”.

Insistió en seguir reforzando la economía, porque en bienes de capital traemos una caída de 21% abajo, o sea que sí necesita certeza jurídica y confianza para que ese indicador que va abajo, en la media nacional, podamos revertirlo.

El índice de infraestructura total de México se encuentra por debajo del de economías desarrolladas como Japón, Alemania y Estados Unidos, incluso, por países emergentes como China, Chile y Turquía que tiene un indicador mayor, según el Instituto Belisario Domínguez del Senado.

La infraestructura de transporte está por debajo de las economías desarrolladas y de países emergentes como China. Mientras que, en materia de telefonía y electricidad, México se ve superado por economías desarrolladas y de países latinoamericanos como Chile.

[email protected]