La Costeña evalúa ingresar a Cuba a comercializar salsas, chiles y frijoles, operación que estaría arrancando para inicios del 2017, dijo Rafael Celorio, director general de la empresa.

Indicó que no hay mucha información que se pueda proporcionar al respecto, pero aseguró que para el primer trimestre del 2017, ya tendrían que estar en Cuba: Ahorita se está evaluando muy fuerte entrar a Cuba, que es donde nos falta, porque ya estamos entrando a Bolivia, y nos faltan algunos otros, pero poco a poco se van evaluando .

Para la entrada al mercado de Bolivia, acotó, sólo hace falta la aprobación de una de las etiquetas de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y será en un lapso de dos meses que ya estarán comercializando en dicho país.

De las exportaciones de La Costeña, 90% se concentra en salsas, chiles y frijoles, productos que destacan en la gastronomía mexicana; adelantó que en el caso del tamal en bolsa, será en septiembre cuando inicien las exportaciones a Estados Unidos y el resto del mundo.

La Costeña es una empresa 100% mexicana con 93 años de historia y presencia en más de 50 países, enfocada en el mercado de conservas.

Descartan falta de higiene en su producción

Autoridades de La Costeña aclararon en conferencia de prensa que la foto que circula en redes sociales desde el pasado 2 de julio donde aparecen unos de sus trabajadores orinando sobre los chiles fue sólo una broma de éstos, quienes fueron despedidos el 4 de julio y se evalúa una acción legal con alguna sanción mayor.

Celorio indicó que el despido de los individuos se debió principalmente a que está prohibido el uso de teléfonos celulares, joyas, todo lo que tenga algo de riesgo para el trabajador y la calidad del producto. Ellos subieron la foto; además, sólo eran empleados temporales .

Por su parte, María Álvarez, gerente de Mercadotecnia de la empresa de conservas, comentó que cuentan con el testimonio de otros trabajadores para asegurar que no orinaron los chiles .

Los directivos indicaron que lamentan la pérdida de confianza en la compañía pero que en ventas aún no han visto un impacto, y confiaron en que cerrarán el año con un crecimiento en ventas de 8 por ciento.

Desde el pasado 25 de julio, la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) ha realizado inspecciones en la planta de Ecatepec, donde sucedieron los hechos.

Ayer martes, la Coprisem aseguró 12,264 latas de chiles con un valor de 500,000 pesos, debido a que encontraron que los trabajadores desconocen el lavado de manos correcto, además de que no todos utilizan cubrebocas o cofias correctamente, por lo que La Costeña está sujeta a un proceso administrativo.

[email protected]