La tendencia de la justicia laboral en México ha dejado de ser sobre grandes conflictos laborales movidos por sindicatos; ahora son los juicios individuales los que llenan de demandas a las juntas de conciliación, principalmente por despido injustificado, afirmó Ricardo Corona, especialista del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En entrevista sobre la decisión del gobierno federal de emprender dos reformas a la Ley Federal del Trabajo, que permitan disminuir los obstáculos para ejercer una justicia pronta y expedita a los trabajadores del país, Corona comentó que no todo debe enfocarse a las modificaciones legislativas, pues se trata de un proceso en el que se ha identificado una enorme carencia de personal, capacitación y la instalación de salas para juicios orales.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) presentó una comparación sobre el aumento de los conflictos individuales que recibe la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, en la que asegura se incrementó en 132%; si se considera el periodo de diciembre de 1994 a diciembre de 1997, respecto de diciembre del 2012 a diciembre del 2015.

Las implicaciones de esa tendencia de la justicia laboral, que se va enfocando más a lo individual, y no a lo colectivo, ni de los tribunales federales, ahora es más de las juntas locales. Esa demanda de justicia se está dirigiendo a las juntas de los estados, las que no se han mejorado, ni adecuado para atender esta tendencia , detalló Corona. De ahí que cuando la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) no funciona, se abre la posibilidad a espacios de corrupción, impunidad, servicios deficientes y a una ausencia de Estado de Derecho en materia laboral.

A partir de ello, el IMCO realizó un análisis sobre el comportamiento que se da en las juntas de conciliación y que inició en el estado de Jalisco, donde se concluyó: La junta no está preparada para recibir demandas y eso abre puertas a la corrupción; pues no es posible que un abogado privado lleva en promedio 74 expedientes y un servidor público lleva 1,267 expedientes .

En ese sentido, dijo que un sistema de justicia por más reformado que esté, no logrará la eficacia en esas condiciones. El proceso laboral sirve como cancha para una negociación y no para un adecuado desahogo del conflicto laboral .

En días pasados, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, denunció que existe una industria del despido injustificado.

[email protected]