El consorcio encargado de las obras de ampliación del Canal de Panamá inició este lunes la instalación de las 16 compuertas de la nueva ruta, cuyos primeros ensayos están previstos para mediados del próximo año.

Grupo Unidos por el Canal (GUPC) dijo en un comunicado que la instalación de la primera compuerta se comenzó a ejecutar en su ubicación final en el sector Atlántico.

"Hacia mediados del 2015 se prevé disponer de todas las compuertas colocadas en sus respectivas cámaras para proceder a la inundación (del Canal) e inicio de las pruebas de funcionamiento de las nuevas esclusas", añade GUPC.

"Este es un paso muy importante para el proyecto. Vemos cómo cada día las nuevas esclusas están tomando su debida forma y estamos muy optimistas", aseguró el administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, quien indicó que la ampliación de la vía tiene 84% de avance.

La operación de instalación de esta primera compuerta, de más de 3,000 toneladas de peso, durará unos 10 días, en una operación de "alta complejidad", según el comunicado de GUPC.

El Canal de Panamá, por el que pasa el 5% del comercio marítimo mundial, está desde el 2007 en fase de ampliación para que buques de hasta 14,000 contenedores -el triple del límite actual- puedan atravesar sus 80 kilómetros.

Las obras por 5,250 millones de dólares consisten en la construcción de un tercer juego de esclusas o carril para que los buques pospanamax, equivalentes a cuatro campos de fútbol, puedan navegar por la vía.

Las nuevas esclusas funcionarán con 16 compuertas rodantes, ocho en el Atlántico y ocho en el Pacífico, de 58 metros de largo y entre 22 y 33 metros de altura para un peso total de 50,000 toneladas.

El 12 de noviembre pasado llegaron a Panamá las últimas dos compuertas construidas desde hace 3 años en Italia por la compañía Cimolai a un costo de 600 millones de dólares.

Las obras acumulan un año de retraso por controversias entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y GUPC, encargado del diseño y construcción de las nuevas esclusas.

Las autoridades estiman que a mitad del próximo año se podrán iniciar las pruebas, aunque los trabajos no finalizarán hasta finales del 2015 para comenzar a operar la vía en el primer trimestre de 2016.

Según GUPC, liderado por la española Sacyr, la tecnología utilizada en las nuevas esclusas es inédita.

abr