gracias a la incertidumbre que prolifera a nivel internacional, en especial por la crisis en Grecia y España, además de la desaceleración de Estados Unidos, los industriales de la transformación pidieron al gobierno federal revisar la estrategia de instrumentos de política económica seguida hasta ahora, con el fin de evitar impactos severos en la planta productiva nacional.

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), que dirige Sergio Cervantes, advirtió que de no existir una estrategia de largo plazo, habrá más perdedores que ganadores en la promoción industrial o, cuando menos, los resultados de esta última serán menos perdurables.

Lo que necesitamos en México es una economía altamente competitiva que permita que más empresas participen en los mercados internacionales, para depender menos de la actividad económica de Estados Unidos , abundó.

A través de su análisis semanal, el organismo afirmó que persisten problemas en la economía porque hay sectores industriales y empresas cuyos obstáculos siguen sin superarse tras la crisis del 2008-2009 y que diversas compañías enfrentan dificultades tecnológicas, falta de capital, baja demanda, problemas de liquidez o de rentabilidad.

México aceleró sus motores para salir de la crisis, pero el avance de la economía mexicana no ha sido generalizado, puesto que existen sectores que se han beneficiado de los acuerdos comerciales, como el caso del automotor, pero la mayor parte de la industria sigue rezagada tecnológicamente y con dificultades para crecer en forma sostenida.

La Canacintra demandó consolidar el comportamiento de variables macroeconómicas junto con maniobras claras para la planta productiva formada por pymes.

Asimismo, enfatizó la necesidad de diseñar una política económica integrada en torno de un proyecto estratégico nacio­nal, el cual fortalezca a México con nuevos alientos de productividad, competitividad y crecimiento económico.

[email protected]