La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) publicó el Anuario Estadístico de la Industria Química Mexicana 2011 , el cual refleja una caída en la participación de esta industria en el PIB nacional, ya que en el 2011 constituyó 1.6% de éste con un valor de 27,200 millones de dólares, luego de que durante los dos años anteriores representara 1.7% y hace cinco años, 1.9 por ciento.

Guillermo Miller, director de Información y Comercio Exterior de la ANIQ, explicó que la situación es producto de una falta sistemática de inversiones en esta industria que, si bien está comenzando a revertirse, no alcanzará durante muchos años para que en México se tenga una participación de 4.5% del PIB, que es el promedio mundial.

Si México aspira a tener una industria química viable, se necesita mucha más labor de la que se ha hecho en los últimos años. Sólo con inversiones fuertes podremos alcanzar el promedio mundial y dejar este atraso , dijo Miller a El Economista.

Además, la balanza negativa entre importaciones y exportaciones en la industria química nacional alcanzó los 16,503 millones de dólares con importaciones por 28,175 millones de dólares y exportaciones por apenas 11,671 millones de dólares en el 2011. En volumen, significa que el país importó 19 millones 315,000 toneladas de productos químicos y sólo exportó 11 millones 568,000 toneladas, arrojando un déficit de 7 millones 747,000 toneladas a la balanza de comercio exterior de la industria.

La producción nacional en relación con el año anterior reportó un incremento de 8.4%, ya que se produjeron 22 millones 993,000 toneladas, mientras que en el 2010 el volumen alcanzado fue de 21 millones 205,000 toneladas.

VALOR DE LA PRODUCCIÓN CAE

El valor de la producción nacional fue de 17,563 millones de dólares que, si se compara con el año anterior, refleja una caída de casi 2% y un ingreso menor en 344 millones de dólares, derivado, según el especialista, de bajos precios en el mercado de productos químicos.

Sin embargo, la inversión anual fue de 1,500 millones de dólares, casi tres veces la inversión registrada en el 2010 en que se invirtieron 570 millones por parte de la IP principalmente; aunado a los proyectos de Dupont, en Altamira, y de Mexichem, en Pajaritos, esto comenzará paulatinamente a revertir la mala situación por la que atraviesa hoy en día la industria química nacional.

[email protected]