La producción y exportación de vehículos ligeros de México repuntaron durante febrero del 2018, y lograron un nuevo máximo (para un segundo mes) con 328,352 unidades ensambladas y 275,980 autos enviados al mundo; dichas cifras demuestran que la industria automotriz mexicana sigue ganando participación en Estados Unidos como reflejo de la preferencia de sus consumidores.

La fabricación de vehículos logró un crecimiento de 6.2%, con 19,118 unidades más respecto al año previo, a pesar de que Nissan (la mayor ensambladora en México) disminuyó 24.4% su producción y Volkswagen, en 32.5 por ciento.

Las exportaciones de vehículos aumentaron 11.2%, con un envío de 27,692 más unidades al mundo, destacó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). Las marcas con mayor crecimiento son Kia (90%), Audi (129%) y General Motors con 67 por ciento.

En conferencia de prensa, el directivo señaló que México lidera el crecimiento de autos vendidos a Estados Unidos con 8.8%, equivalentes a 196,040 unidades en febrero pasado, aun cuando dicho mercado reportó caída de 2.3 por ciento. Esto significa que 15.3% de las unidades comercializadas en el vecino del norte son de origen mexicano. “Seguimos ganando parte del pastel de ese mercado”.

También las exportaciones mexicanas al mercado europeo repuntaron de forma “impresionante” con 189.3%, al igual que Asia con crecimiento de 75%; y África con 349.3 por ciento. En caso contrario, Canadá adquirió menos autos mexicanos (-3.5%), y a Latinoamérica se redujeron los envíos en 4.1% durante febrero.

México exporta 74% de su producción de vehículos a Estados Unidos, su principal socio en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que también incluye a Canadá, a quien destina 7.7% de sus ventas y que ha desacelerado la compra de autos mexicanos.

Aun cuando México, Estados Unidos y Canadá se encuentran entrampados en una negociación para modernizar el TLCAN, en donde uno de los temas sensibles es el contenido regional de los autos, la producción y exportación de la industria automotriz se mantiene en auge y ganando competitividad en Norteamérica.

Eduardo Solís declaró que México produjo 3 millones 932,000 autos durante el 2017, que representa incremento de 13.5%, al contabilizar la nueva producción de Audi. Mientras, la exportación fue de 3 millones 253,000 unidades, al crecer 17.5% respecto a los 3 millones 102,000 unidades.

Para este año se prevé aumentar la producción por arriba de los 4 millones de unidades y con el reto de lograr 5 millones en el 2020.

En el primer bimestre del 2018, la industria automotriz —con las 10 marcas que poseen plantas en nuestro país— ensambló 632,107 vehículos, que representan 6.1% por encima de las unidades manufacturadas en el mismo periodo del año pasado.

Por su parte, el sector exportó 507,068 vehículos ligeros, para un crecimiento de 8.5% en comparación con las 467,349 del año previo.

HISTÓRICO, SALDO COMERCIAL automotor

Al cierre del 2017, la industria automotriz alcanzó un superávit comercial de 70,766 millones de dólares, cifra histórica que representó 12.5% mayor que el saldo reportado en el 2016, informó el presidente de la AMIA

“Nunca habíamos alcanzado una cifra tan alta de esa naturaleza. Somos el principal generador de divisas en el país”, declaró.

Dijo que ni sumando las remesas y los ingresos por turismo, la cifra de 50,104 millones de dólares alcanza a los 70,766 millones de las divisas del sector automotriz.

La exportación de productos automotrices fue de 126,670 millones de dólares en el período enero a  diciembre del 2017, representando 34.8% de las exportaciones manufactureras y 30.9% de las exportaciones nacionales.

lgonzalez@eleconomista.com.mx