El sector textil reacciona ante el freno de sus ventas iniciado en el 2018 y que amenaza con seguir dañando sus cuentas en el 2019 debido a la desaceleración generalizada de las economías mundiales y al creciente desafío de los gigantes online, como Amazon o Alibaba, entre otros factores.

Las grandes firmas del sector sufren una desaceleración de su negocio desde el año pasado.

La mayor empresa de la industria, Inditex, batió su récord de ingresos (26,145 millones de euros) y beneficio (3,444 millones) en su ejercicio del 2018, acabado en enero, pero su crecimiento de 3% fue el menor de su historia. Sin el efecto de los tipos de cambio, el alza habría sido de 7%, mientras que para este año la previsión es alcanzar una horquilla de entre 4 y 6%, es decir que espera volver a crecer a un ritmo más pausado.

La desaceleración es generalizada entre los gigantes de la industria. Uniqlo, la empresa del sector que más ha crecido en los últimos años elevó sus ventas 6.8% en el primer semestre de su año fiscal, finalizado en febrero, pero crece a la mitad que en el mismo periodo del año anterior y su resultado operativo ha pasado de elevarse 34% a hacerlo 1.4 por ciento. El resultado ha sido el primer profit warning del gigante japonés en tres años.

Reacción

En este contexto, los principales actores del sector tienen el foco puesto en su crecimiento online y en la integración de sus tiendas digitales y físicas, pero en paralelo están acelerando sus planes para la búsqueda de nuevas vías de ingresos. La más significativa es el lanzamiento de nuevas enseñas y líneas de negocio que antes no tenían. En el último año y medio, Gap ha comprado la marca infantil Janie &Jack y ha puesto en el mercado Hill City, su primer lanzamiento propio de una enseña en una década. Hay que remontarse al 2013 para encontrar su anterior movimiento en su portafolio que fue la compra de la marca de lujo Intermix.

La mejora de la experiencia del cliente es un mantra del sector. Se busca integrar las tiendas con el canal online y ofrecer nuevos servicios.

H&M también está realizando un importante cambio en su portafolio con el lanzamiento de Arket (2017) y Afound (2018). Además, ha anunciado que cerrará Cheap Monday y que H&M.com absorberá la marca Nyden, mientras desarrolla las tiendas propias de H&MHome. El otro gigante que estrenó enseña en el 2018 fue Fast Retailing, que lanzó PLST, versión premium de Uniqlo.

La estrategia de Inditex ha sido diferente a la de sus competidores. Sin nuevas marcas desde el 2008 (Uterqüe), en lo que va del 2019 el grupo español ha creado dos submarcas para entrar en nuevos negocios: Oysho_Sport, para la ropa deportiva femenina, y Zara Home Business, en el terreno del acondicionamiento de hoteles, restaurantes u oficinas, donde Ikea o Leroy Merlin se han mostrado también activos en los últimos tiempos.

Además, todos están elevando su presencia en los marketplaces, online y desarrollando colaboraciones con otras marcas o celebrities.