Las mineras de Perú propondrán al presidente electo, el nacionalista Ollanta Humala, que su plan para cobrarle más impuestos al sector se aplique sólo sobre sus utilidades, para que la competitividad del sector no se vea tan golpeada en momentos de precios bajos.

Durante la campaña, Humala hizo hincapié en que las mineras en Perú -el segundo mayor productor mundial de cobre y plata, y el sexto de oro- deben dar más al Estado, debido a que gozan de precios históricamente altos para los metales.

El militar retirado no ha precisado cuál sería la magnitud de la nueva carga impositiva, a lo que denomina sobreganancias de las compañías mineras.

Su plan de gobierno modificado -precisa escuetamente- que la tributación minera será competitiva sin desalentar la inversión, haciendo que la carga fiscal total aumente cuando la rentabilidad incrementa.

Al otro lado de la cancha, pesos pesados del sector minero -clave para la economía peruana pues aporta cerca de 60% de los ingresos por exportaciones- han advertido que el nuevo impuesto restará competitividad al país frente a otros grandes productores como Chile y Australia.

También han dicho que lo más conveniente sería gravar utilidades y no las ventas, lo que supondría un aumento de regalías. En Perú, las mineras pagan como regalía de 1 a 3% de sus ventas brutas.

Estamos dispuestos a escuchar las propuestas que nos hagan las nuevas autoridades y ahí dialogar y llegar a la mejor decisión para ambas partes , dijo Oscar González, presidente ejecutivo de Southern Copper.