Desde este viernes, las importaciones que se hagan de cualquier país para adquirir un vehículo eléctrico quedarán libre de arancel, como parte de los incentivos que ofrece el gobierno federal para el impulso al desarrollo del mercado interno de automóviles.

En el decreto que publica la Secretaría de Economía en el Diario Oficial de la Federación, refiere que uno de los retos de México y de las grandes ciudades del mundo es reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero, los cuales son producidos en gran parte por el transporte.

NOTICIA: Surge en China primer auto eléctrico construido por startups

Con dicha medida, además de ayudar a la menor emisión de contaminantes en el aire, los consumidores mexicanos podrán adquirir una unidad eléctrica en un menor costo, en el que las empresas automotrices descontarán el pago del arancel.

Que el beneficio arancelario a la importación de vehículos eléctricos impulsará la diversificación de la oferta al público, lo que contribuirá al cumplimiento de los objetivos de México en la reducción de emisiones contaminantes provenientes de fuentes móviles , abunda la dependencia.

NOTICIA: Daimler invertirá 11,000 mdd en autos eléctricos

mfh