El valor de las importaciones de gasolinas de Petróleos Mexicanos (Pemex) se incrementó en 35% en los primeros cinco meses del año en comparación con el mismo periodo del año anterior, con lo que ascendió a 5,458 millones de dólares, que son 1,420 millones de dólares más.

Este aumento se debe en buena medida a que el precio de referencia promedio de la gasolina de Texas aumentó 31.2% en un año, pasando de 1.6 dólares por galón en el promedio de enero a mayo del 2016, a 2.1 dólares por galón en el mismo lapso de este año, gracias a la apreciación que tuvo en el mismo nivel el precio promedio internacional del petróleo.

Sin embargo, el aumento de los precios no ha provocado cambios en la estrategia de importación de gasolinas de Pemex, ya que en volumen las importaciones se incrementaron 16% en un año, con lo que en el promedio de los primeros cinco meses del año Pemex importó 503,097 barriles por día de gasolinas, principalmente de Estados Unidos. Con ello, aumentó en 70,524 barriles por día su promedio diario de compras externas de estos combustibles. Así, 64.5% de las gasolinas que se vendieron en el país fueron traídas del extranjero, proporción que se incrementó en 11 puntos porcentuales en un año, ya que de enero a mayo del 2016, fue 53.5 por ciento. Cabe recordar que en la última década el desembolso en estos combustibles se ha incrementado 45%, que son 1,706 millones de dólares adicionales. En volumen, el incremento en la importación de gasolinas es de nada menos que 79%, que significa 222,442 barriles diarios más en promedio de lo que se compraba en el 2007. Por tanto, la proporción de las importaciones en las ventas internas ha aumentado casi 30 puntos porcentuales en 10 años, ya que de enero a mayo del 2007, Pemex importaba sólo 37.6% de la gasolina que comercializaba.

Más importaciones en puerta

Con estos niveles, en los primeros meses del año se rompió el récord histórico en compras de gasolinas al exterior. Sin embargo, el mayor volumen de importaciones del 2017 apenas está por venir, porque derivado de la inundación y posterior incendio que dañó las instalaciones de su refinería de Salina Cruz, Oaxaca, la estatal petrolera adelantó que importará un volumen de 3.5 millones de barriles de gasolinas en las próximas semanas.

Ello, para compensar la reducción productiva de este centro refinador que tiene una capacidad de 330,000 barriles diarios. La importación del volumen anunciado durante el siguiente mes implicaría un incremento de 116,600 barriles por día en el promedio, con lo que la estatal petrolera aumentaría 23% las compras al exterior de gasolinas. Un incremento en el volumen de importaciones de gasolinas proporcional a la quinta parte de lo que se compra en un mes como el que anunciaron, implica que la estatal petrolera desembolsará casi 250,000 dólares adicionales.

[email protected]