Ikea, la marca de muebles más grande del mundo, reportó ventas minoristas anuales récord el jueves a pesar de las interrupciones de la cadena de suministro global, debido a que los consumidores confinados en casa gastaron más en productos para sus hogares.

El franquiciador Inter Ikea dijo que las ventas de productos y servicios en todas las tiendas Ikea y en línea ascendieron a 41,900 millones de euros (48,700 millones de dólares), un 6% más que el año fiscal anterior y un 1% por encima que el año fiscal previo a la pandemia de 2019.

El comercio electrónico para el año hasta agosto creció un 73% para representar el 26% de las ventas minoristas totales, dijo en un comunicado.

La firma principal de franquicias de Ikea, Ingka Group, que posee la mayor parte de las tiendas y las operaciones de comercio electrónico, dijo por separado que sus ventas minoristas aumentaron un 6% a 37,400 millones de euros.

Esa cifra fue un 2% más alta que los niveles prepandémicos, dijo el director ejecutivo de Ingka, Jesper Brodin.