La empresa americana Humanscale, enfocada en la ergonomía para mejorar la condición en la que el ser humano trabaja en todos los sectores, pues no son las mismas condiciones para una persona que está en oficina que para una que labora en un hospital, en una escuela o en un hotel, colabora con diversos expertos.

Como consultoría, la firma busca generar mejores prácticas en los lugares de trabajo, para que sean más cómodos, seguros y eficientes, lo que vuelve al trabajador más saludable, con ello y a través de estudios y prácticas desarrollan manuales para que los lugares se vuelvan más seguros y productivos.

Lo anterior es lo que la firma aporta a la RSE de las otras empresas, pero internamente Humanscale también tiene iniciativas como la medición de su huella de carbono. “Lo que usamos lo vemos como un árbol, que toma lo que necesita de la naturaleza, toma agua, toma nutrientes, pero también le da a la naturaleza, es un ciclo, le da oxígeno, las hojas son abono, etcétera; nosotros como empresa nos vemos en esta filosofía, no es sólo cómo reducimos nuestra huella de carbono, sino qué tanto utilizamos recursos para generar en fábricas, nuestra electricidad la generamos por paneles solares, utilizamos agua reciclada o pluvial y nos hemos asociado con empresas como Bureo, en Chile, y otros lugares, donde recuperamos redes del fondo del mar, las limpiamos y reciclamos para hacer producto”, comentó en entrevista Alberto Elizondo, director general de Humanscale.

Desde la opinión del directivo, los dueños de la empresa han sido personas apasionadas no obligadas, sino proactivamente involucradas en tema de sustentabilidad y RSE desde la creación de la empresa, pues también forman parte del WWF, que busca la conservación de especies en peligro de extinción, formando parte de donaciones, y eso ha generado que los dueños se hayan involucrado en cómo pueden mejorar las condiciones sociales de la gente que trabaja en Humanscale y cómo pueden mejorar el ecosistema donde operan, y externamente cómo mejoran la salud y condición de sus clientes.

Finalmente, Alberto Elizondo considera que los retos de las empresas que buscan ser socialmente responsables son “la ignorancia, la indiferencia y la falta de legislación, porque la gente no sabe y cuando platicamos de procesos y programas a la gente le llama la atención y se quieren sumar; la indiferencia, porque dependiendo los mercados dicen, qué bueno que exista, pero si me cuesta más no lo voy a hacer, y cada vez hay más legislación, pero tiene que ser aplicada porque si no, la ignorancia e indiferencia ganan”.

[email protected]