Mérida.- En los próximos seis meses quedará listo el diagnóstico sobre la operatividad de los 12 tratados comerciales que el país firmó con más de 40 países, adelantó el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Ciencia y Tecnología (Comce), Valentín Díez Morodo.

El diagnóstico que elabora el Comce junto con la Secretaría de Economía y ProMéxico identifica los rubros en que han sido aprovechados; pero también desaprovechados.

En conferencia de prensa, expuso que 'de manera armoniosa', el Comce trabaja con la SE y ProMéxico en la revisión de 'tratado por tratado', para realizar un exhaustivo análisis en el que todas las partes ganen.

Que algunos tratados comerciales estén desaprovechados no es sólo responsabilidad del gobierno federal, en algunos casos también los empresarios no han mostrado interés suficiente, aseguró Díez Morodo.

El presidente del Comce se refirió al análisis en desarrollo, previo a la inauguración del XVII Congreso del Comercio Exterior Mexicano, con el tema 'Comercio exterior: impulso para la recuperación económica' que iniciará mañana en esta ciudad.

Refirió que en el caso del posible tratado comercial con Perú, 80% de su contenido 'ya se analizó y no va a perjudicar al sector privado mexicano'.

Sin embargo, aclaró que las cláusulas de excepción en este acuerdo estarían en torno al sector agroalimentario.

Para el caso de Brasil, insistió que no se está llevando a cabo una negociación comercial, sino únicamente un acercamiento de integración económica.

Este mecanismo se decidió ante las desigualdades en subsidios, incentivos fiscales, financieros y administrativos que aplica Brasil y de los que México carece.

Díez Morodo resaltó que en el primer trimestre del año las exportaciones mostraron una recuperación de 30%, y estimó que al finalizar el año habrán crecido hasta 20 por ciento.

Agregó que las pymes sólo contribuyen con el 10% de las exportaciones totales que realiza el país, mientras que el restante 90% lo hacen las grandes empresas.

Por otra parte, el líder empresarial puntualizó que si bien la inseguridad es un factor que 'no podemos tapar con un dedo', lo cierto es que las inversiones siguen fluyendo y la estabilidad macroeconómica está firme.

apr