De aplicarse al menos la mitad de la bolsa de recursos que tiene la Iniciativa Privada (IP) por 240,000 millones de pesos en proyectos de infraestructura de coinversión con los gobiernos, la economía mexicana podría obtener 1% del PIB adicional al crecimiento proyectado para el 2012, aseveró Mario Sánchez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Precisó que los proyectos de interés para la IP están enfocados en generación de energía, penales, hospitales, escuelas y, por su puesto, en más carreteras, puertos y aduanas, además de que se proyectan nuevos esquemas.

Con la nueva ley, el gobierno podrá capitalizar los recursos de la Iniciativa Privada para construir hospitales, escuelas, carreteras, puertos, aerotransportes, centros de readaptación social y proyectos de desarrollo urbano, entre otros, y destinar más recursos públicos a programas sociales de alta rentabilidad , explicó el empresario.

En entrevista por separado, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que la reforma de Ley de Asociaciones Público-Privadas (APPs) representa un logro y fruto del trabajo desplegado por organismos del sector privado y los legisladores durante más de dos años.

Este importante paso revela que es posible encontrar fórmulas para revertir uno de los grandes rezagos que han venido limitando el crecimiento de nuestra economía, pues nuestra inversión total como proporción del PIB ronda 20% del PIB, en comparación con el promedio de la OCDE, de 41.5% , refirió el líder patronal.

Si ahorita estamos hablando que se pueden invertir esos 240,000 millones de pesos, estamos hablando que el PIB estaría creciendo 1 punto porcental, cuando menos , aseveró Mario Sánchez.

El Presidente del CCE sostuvo que esto pasaría dentro de un marco jurídico equilibrado y que ofrezca certidumbre a quienes aporten inversión tanto pública como privada.

lgonzalez@eleconomista.com.mx