Entre las ventajas que conlleva la determinación de los agentes económicos preponderantes en servicios de telefonía móvil destaca una notable disminución en las tarifas y una mayor calidad en los servicios, estimó el consejero presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Gabriel Contreras Saldívar.

En entrevista radiofónica con Joaquín Lopez Dóriga, el funcionario señaló que entre otros beneficios, los operadores preponderantes tendrán que vender sus dispositivos desbloqueados para migrar con mayor facilidad a otras compañías.

Este ha sido un reclamo generalizado en la industria, porque es difícil desbloquear un teléfono, lo que impide que un usuario pueda migrar a otra compañía que le ofrezca un mejor servicio , abundó.

Sobre las tarifas, afirmó que la regulación asimétrica impuesta al agente preponderante en servicios móviles también prevé la prohibición de cobrar cargos por roaming cuando el usuario, sin cambiar de red, emigra de área de servicio o de región.

Respecto a las tarifas que se cobran por prestar un servicio al usuario de otra red, se prevé una regulación con la cual será diferente el importe que cobrará el agente preponderante al que debe pagarle a otros operadores del sector.

En el caso de la radiodifusión, apuntó Contreras Saldívar, se establecen medidas como el acceso y el uso compartido de infraestructura del actor preponderante, en materia de adquisición exclusiva de contenidos y de publicidad para evitar negativas de trato, entre otras.

El funcionario aseguró que estas medidas tienen como propósito generar una cancha pareja , que existan mejores condiciones en la prestación de servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, así como mayor oferta, calidad en el servicio y tarifas competitivas para los consumidores.

La semana pasada, el pleno del IFT determinó que empresas de Carlos Slim y Grupo Televisa son agentes económicos preponderantes en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, con lo que aplicó la imposición de medidas para evitar que se afecte la competencia y la libre concurrencia.

nlb