La fundación de la empresa 3M desarrolló el programa STEM Education desde hace tres años bajo su pilar de responsabilidad social, relativo a la educación. “Nos dimos cuenta de que en México podemos contribuir más por la pasión que tenemos como 3M en innovación y ciencia y si tenemos la capacidad año con año de tener inventos, patentes y solucionar problemas que son muy complicados, dijimos qué mejor que aprovechar ese expertise de nuestra empresa y podamos hacer el bien común con este programa para los niños”, comentó Hanna Nieto, líder de iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de 3M en México y América Latina.

3M ha mantenido firme su compromiso con México a través de la innovación y del impacto social, que son las fortalezas más grandes de la empresa, pues cuentan con científicos, hacen patentes, tienen un centro de innovación y decidieron acercar todo esto a los estudiantes para humanizar la ciencia, pues detectaron que los papás de los niños de la comunidad muchas veces sólo pudieron ir a la secundaria, otros a la prepa, pero muy pocos a la universidad, “cuando a un niño le preguntas de grande qué quiere ser, no piensa que científico, no es su primera respuesta”, destacó la experta en temas de RSE.

El programa inició como un proyecto piloto con una escuela primaria, con niños de primero, segundo y tercero, mostrándoles que la ciencia, la tecnología y las matemáticas son divertidas, a través del juego y el método de indagación los niños fueron conociendo diversos procesos. El segundo año ampliamos hasta niños de sexto de primaria y en el tercero el programa llegó hasta estudiantes de secundaria y primeros años de prepa.

“En estos tres años consecutivos hemos ido teniendo confianza con profesores, trabajamos todo el año escolar, comenzando con la capacitación a los profesores, trabajamos unos chips de la metodología de Innovec, son prearmados y les llegan a los niños y durante todo el ciclo escolar vamos apegados a los módulos de la SEP, si están viendo temas de conectividad eléctrica hacemos un experimento sobre ese tema, si van a ver algo de clima, de alimentos, dependiendo del currículum propio de la escuela, identificamos los elementos que podemos hacer para que los niños se enamoren de la ciencia”, agregó Hanna Nieto.

Al culminar el ciclo escolar 2018-2019, fueron llevados 150 niños al centro de innovación de 3M, ubicado en Santa Fe, donde los niños llevaron un experimento que habían trabajado y lo presentaron a trabajadores de 3M explicando qué método habían utilizado y qué aprendieron al tiempo que surgía una entrevista entre niños y colaboradores de 3M, todo ello con el objetivo de que los niños se enamoren de la ciencia.

Cada año asisten diferentes niños al centro de innovación de 3M con el objetivo de que más niños se acerquen a la ciencia, durante el primer año asistieron niños de 10 escuelas, este año fueron 20 y más o menos han sido 10,000 estudiantes aproximadamente los apoyados en estos tres años.

“Hacemos hincapié en que en 3M cuidamos mucho la equidad de género, nuestras actividades son por igual, hemos identificado que cuando haces una pregunta abierta los niños alzan más la mano, pero si nosotros hacemos la pregunta directa a las niñas, también participan, buscamos involucrarlas más para empoderarlas, porque no hay sueño imposible”, enfatizó Hanna Nieto.

Entre las novedades de 3M para este nuevo ciclo escolar es una alianza para llevar a San Luis Potosí el programa STEM education para trabajar de la mano con el gobierno y las escuelas “ STEM es un espacio multiplicador, entre más empresas se puedan sumar y adoptar la metodología llegaremos a más escuelas que creen en la tecnología y que nos permitan hacer una colaboración e ir tejiendo la red social, para que los niños tengan más conocimiento y forma práctica de hacer las cosas”, declaró la líder de iniciativas de RSE en 3M.

[email protected]