El gigante tecnológico chino Huawei, víctima de sanciones comerciales en Estados Unidos y otros países, va a reducir su producción en 2019 y 2020 por un monto equivalente a unos 30,000 millones de dólares, anunció este lunes el fundador de la empresa Ren Zhengfei.

Esto representaría una contracción de cerca de un tercio de su producción. En 2018, Huawei tuvo más de 100,000 millones de dólares de ingresos.

"En los dos años que vienen, la empresa reducirá su producción en 30,000 millones de dólares", declaró Ren en una rueda de prensa en la sede del grupo en Shenzhen, en el sur de China.

Ren, un exingeniero del ejército chino que fundó el grupo de telecomunicaciones en los años 1980, comparó a Huawei con un avión averiado que volverá a ganar impulso a partir de 2021.

"En 2021, recuperaremos nuestra vitalidad para servir a la humanidad", prometió.

Huawei, sospechoso de espionaje en beneficio de Pekín, fue vetado por varios países, entre ellos Estados Unidos, que prohibió a sus empresas proporcionar tecnología al grupo chino.

Esta medida es un duro revés para Huawei, número dos mundial en telefonía móvil, que depende de los chips electrónicos estadounidenses para sus smartphones.

erp