Dublín.- Una de las mayores cadenas de bares del Reino Unido retiró todos los productos Heineken de sus 926 propiedades, como parte de un enfrentamiento relacionado con una demanda de la cervecera holandesa para que eleve el precio de esos productos en Irlanda.

El episodio ha puesto de relieve las prácticas anticompetitivas en Irlanda, donde publicanos arraigados y las firmas cerveceras dominantes del país Heineken y Diageo tratan de evitar que la cadena Wetherspoon obtengan una presencia significativa que podría obligar a sus competidores a reducir casi a la mitad el precio medio al menudeo de una pinta de cerveza.

Wetherspoon dijo el martes que ha dejado de vender los productos de Heineken en represalia por la negativa de la empresa cervecera para abastecer al Forty Foot, un pub que es propiedad de Wetherspoon y que abrió este mes tras una remodelación de 4 millones de euros (5 millones de dólares).

Si esa relación de negocios de 35 años se cancela permanentemente, Heineken perderá 60 millones de libras esterlinas (95 millones de dólares) por ventas anuales, según analistas de la industria.

En juego está el costo de una pinta en Irlanda y, más ampliamente, la reactivación económica en un país con más de 6,000 pubs para 4.6 millones de personas, muchas de las cuales ahora prefieren beber cerveza en casa en lugar de pagar los altos precios de los bares.

mac