En una comparecencia que duró más de siete horas, los 11 aspirantes que ya habían sido rechazados y el nuevo candidato propuesto para ocupar las vacantes del órgano de gobierno de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) expusieron al Congreso posturas tan variadas, como apoyo a la reanudación de subastas eléctricas, necesidad de apoyo del capital privado y la meta de energías limpias del país.

Aunque la reunión con la comisión bicameral de Energía tuvo menos confrontaciones que la primera comparecencia que se llevó a cabo, hubo momentos de tensión con preguntas altamente técnicas como la función del código de red a Guadalupe Escalante Benítez (que en el primer encuentro no respondió el significado de generación distribuida, y que en esta ocasión aseguró que, aunque fuera nombrada comisionada de la CRE, no renunciaría a la pensión que cobra en Petróleos Mexicanos).

El momento más tenso de la reunión ocurrió cuando el candidato con, quizás, la mayor trayectoria académica, Edmundo Sánchez Aguilar —quien es doctor en Finanzas por la Universidad de Harvard— se negó a responder a los legisladores, asegurando que no tenía nada que agregar a su exposición inicial.

Otros, como Mario José Silverio Galicia Yépez, manifestaron su apoyo al proyecto energético del presidente de la República y a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, con quienes aseguró que trabajará de manera conjunta pese a la autonomía que se requiere en la CRE.

Luego de confrontar por sus cuestionamientos a la senadora panista Xóchitl Gálvez, Paola Elizabeth López Chávez (quien es ingeniera petrolera pero antes de ser nombrada formó parte del equipo logístico de López Obrador) aseguró que para que las tarifas eléctricas puedan bajar será necesario reanudar las subastas de largo plazo y que con ello compitan los privados para suministrar energía más barata.

La única candidata que cuenta con experiencia académica en materia de electricidad, Norma Leticia Campos Aragón, aseguró que es necesario mantener el esquema de privilegiar el despacho eléctrico más barato y consideró que será imposible cumplir con la meta de 35% de energías limpias al 2024. Finalmente, Luis Linares Zapata también consideró que las cancelaciones de subastas y líneas de transmisión de alta tensión deben ser repensadas por el Ejecutivo. A partir del nuevo nombramiento, el Congreso cuenta con 30 días para que cuatro de estos candidatos logren una aprobación por mayoría calificada en el pleno del Senado. De ser rechazados nuevamente, podrán ser nombrados directamente por el presidente de la República.

[email protected]