General Motors aumentó su inversión en vehículos eléctricos y autónomos a unos 35,000 millones de dólares hasta 2025, lo que representa un incremento de 30%, dijo la compañía.

El gran fabricante de automóviles estadounidense citó la fuerte acogida de los consumidores a sus primeros modelos de coches eléctricos y las políticas públicas beneficiosas como factores que le dan confianza en esa inversión.

La inyección se destinará a la construcción de dos plantas de celdas de batería adicionales, además de las dos fábricas actualmente en construcción.