Gas Natural Fenosa invertirá 1,200 millones de pesos en México durante el 2017 en tres rubros: la comercialización de gas a grandes clientes nuevos o a los que dejarán sus contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex); la instalación de 18 estaciones expendedoras de gas natural vehicular, y la distribución a clientes residenciales y comerciales en cuatro municipios del Estado de México, además del arranque de la prestación de este servicio en Sonora y Sinaloa.

En lo que respecta a la comercialización, Mauro Juárez Bautista, director de Relaciones Institucionales de la empresa, detalló que luego de la implementación de la cesión de contratos de Pemex, la ibérica buscará traer su experiencia global en esta actividad. De hecho, tiene siete barcos metaneros con los que reparte el combustible en el Atlántico y el Pacífico, junto con contratos de proveeduría de la molécula con compañías de exploración y producción en el mundo.

Por tanto, desde el mes pasado han presentado ofertas a 21% de los clientes que tenía Pemex con un consumo de 730 millones de pies cúbicos diarios, y aunque no pretenden abarcar todo este volumen, buscarán ser competitivos frente a otros potenciales comercializadores.

Por otro lado, como clientes, mantendrán su relación comercial con Pemex hasta que concluyan los contratos con que consumieron 280 millones de pies cúbicos en el 2016, luego de que fueron sorteados en este programa de cesión para quedarse con la estatal, porque a pesar de que no era obligatorio, por una posible buena oferta se disponen a cumplir lo acordado.

Posteriormente, podrán cambiar de proveedor, aunque lo evaluarán. No estamos pensando en autosuministrarnos , explicó Juárez Bautista. De hecho, la integración vertical en la cadena de valor del gas está prohibida en la nueva legislación y para participar en cada actividad se deben crear filiales con contabilidades separadas y barreras chinas entre ellas.

Potencial de distribución

En lo que respecta a la distribución de gas, que es el negocio central de la ibérica en México donde tiene 62% del mercado, luego de 20 años en los que ha invertido 55,000 millones de pesos, detalló que van a comenzar la distribución en las zonas adjudicadas hace cuatro años: Sonora y Sinaloa, donde el potencial es de 500,000 nuevos clientes. A partir del tercer trimestre del año, comenzarán el tendido de redes en Tlalnepantla, Naucalpan, Huixquilucan y Nezahualcóyotl, Estado de México, para incrementar en 200,000 millones de clientes anuales su base actual de 1.7 millones de contratos.

Finalmente, tenderán las redes para que en alianza con operadores de estaciones de expendio se instalen 10 estaciones de gas natural vehicular en la Ciudad de México, cinco en Monterrey y tres en el Bajío. Actualmente, hay 29 estaciones de servicio en todo el país.

kgarcia@eleconomista.com.mx