Ford participará con 500 millones de dólares en la startup estadounidense Rivian, que fabrica pickups eléctricas, para desarrollar en conjunto un nuevo vehículo eléctrico, indicó un comunicado.

Este nuevo vehículo estará basado en la plataforma de Rivian y completará la gama de autos eléctricos que Ford busca construir con una inversión de 11,000 millones de dólares, señaló el texto.

Ya hay dos modelos previstos: un híbrido del deportivo Mustang que se lanzará en 2020 y una versión eléctrica de la camioneta F-150.

"Estamos aprendiendo mucho de esta compañía (Rivian) y sus directivos", dijo el CEO de Ford, Jim Hackett, en una teleconferencia.

Rivian permanecerá como una empresa independiente.

A mediados de febrero, Amazon había anunciado una inversión de 700 millones en Rivian, firma a la que observadores presentan como un potencial rival de Tesla, la fabricante de vehículos eléctricos de Elon Musk.

Fundada en 2009 por R.J Scaringe, de 30 años, Rivian presentó en noviembre pasado una camioneta, la R1T, y una SUV, el R1S, en el salón del automóvil de Los Ángeles. Espera comercializar sus vehículos en 2020 en Estados Unidos y exportarlos un año después.