La dirigencia de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) se sumó a la firma del Pacto por México, pero no se desistió de promover miles de amparos contra la reforma laboral, en la que se incluyen las nuevas formas de contratación y regulariza el outsourcing.

Entrevistado en la secretaría del Trabajo y Previsión Social, el secretario general de la CROM, Rodolfo González, explicó que el objetivo de los amparos es que sean los tribunales quienes determinen si las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo afectan directamente a los trabajadores del país.

Nos vamos a amparar, nuestra lucha continúa, no quiere decir que el hecho de que firmemos un pacto para coadyuvar en la transformación del país, tengamos necesariamente que claudicar a la defensa de los derechos de los trabajadores. Vamos a presentar los amparos, porque nosotros sí consideramos que la reforma conlleva una serie de reformas que afectan a la clase trabajadora , dijo González.

El dirigente explicó que la decisión de unirse a otras organizaciones sindicales antagónicas, como la Unión Nacional de Trabajadores, se dio debido a que realizaron un análisis de la reforma laboral y en el caso del outsourcing, se afectaba a los trabajadores.

Como venía en un principio (el outsourcing), sin que el Senado le hubiera puesto candados, era una situación que afectaba profundamente a los trabajadores, porque sabemos que es una figura que empleó la clase patronal para la evasión del pago de la participación de las utilidades de los trabajadores, para la elusión y la evasión de pagos de impuestos .

En ese sentido, detalló que la reforma es perfectible, sabemos que una Ley que no se actualiza se vuelve anacrónica, obsoleta e inoperante. Ya teníamos más de 40 años con una Ley Laboral; sin embargo, no queremos decir que esta sea la mejor Ley, porque no se tomaron en cuenta aportaciones, no se tomaron en cuenta comentarios de los representantes sindicales .

Dijo que es indispensable que se consideren temas como el seguro del desempleo, incluso se debe tomar en cuenta el hecho de que de que pudiera lucharse por la jornada histórica de las 40 horas por pago de 48 horas, la revaluación del salario de los trabajadores que se ha perdido en los últimos 30 años, un casi 79% de pérdida .

Agregó que la presentación de los amparos será el 10 y 14 de enero.

[email protected]