Los dictámenes aprobados esta semana por la Cámara de Diputados favorecen los derechos de los usuarios de servicios aéreos y representan un buen avance, aunque falta apretar otro poquito , por lo que propondrá reducir de cuatro a tres horas el tiempo establecido para establecer una cancelación y precisar los detalles de las compensaciones, consideró el senador Luis Armando Melgar.

Sin embargo, el legislador del Partido Verde tiene claro que la próxima discusión en el Senado no será sencilla, tomando en cuenta que las modificaciones a la Ley de Aviación consideran ya la posibilidad de que en vuelos nacionales e internacionales las aerolíneas nacionales permitan cargar hasta 25 kg de equipaje sin cargo alguno, además de hasta dos piezas a bordo sin exceder 10 kg.

Lo que hay que cuidar es que (las aerolíneas) no vayan a boicotear la iniciativa en el Senado para que se vaya al siguiente periodo o más. No hay que dejar espacios porque cada aerolínea hace lo que quiere. Un ejemplo reciente: de un día para otro decidieron cobrarte por una maleta (en vuelos foráneos), y me pregunto, ¿con quién lo consultaron? , comentó.

Luis Armando Melgar explicó que el Senado ya recibió la información de los diputados y se turnarán a las comisiones de Comunicaciones y Transportes (Ley de Aviación) y de Comercio (Ley de Protección al Consumidor). En su calidad de presidente de la comisión Especial de Productividad pedirá turno para tener opinión.

Esperamos que se convoque a reunión la próxima semana (...) en lo personal empujo que, dado que son retrasos imputables a las aerolíneas por sus temas, no por mal tiempo o logística de un aeropuerto saturado, debe haber más control por parte de la autoridad , agregó.

El senador reiteró la importancia de establecer una definición sobre los tipos de compensación que deben hacer las empresas luego de la primera hora de retraso (y hasta la cuarta, cuando se puede hablar de cancelación), porque no existe esa claridad.

empresas@eleconomista.mx