El líder estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Agustín Serna Servín, falleció esta madrugada tras complicaciones en su salud, confirmó el secretario del Trabajo en la entidad, Héctor Morales Rivera.

Serna Servín, quien tenía 67 años al momento de su muerte a causa de cáncer hepático, hasta el 31 de agosto pasado ocupó la secretaría general de la CROC en Nuevo León y asumió la presidencia del Consejo estatal de la central obrera.

A partir de esa fecha, su hijo César Serna de León asumió como nuevo secretario general de la CROC en Nuevo León.

Al fallecido líder croquista le sobreviven sus hijos, el diputado federal, César Serna Escalera y Agustín Serna de León.

Al lamentar el deceso, resaltó los 50 años de lucha sindical por parte del dirigente croquista, quien participó en múltiples tareas sindicales y sirvió a los trabajadores de su estado a través de su organización obrera .

mrc