Las exportaciones de productos de México totalizaron 417,670 millones de dólares en 2020, lo que representó una disminución interanual de 9.3% y su mayor caída en los últimos 11 años, informó este jueves el Inegi.

A la inversa, las importaciones mexicanas sumaron 383,194 millones de dólares, un retroceso de 15.8% a tasa anual y también la mayor reducción en los últimos 11 años.

México ha enfrentado factores externos adversos en el contexto de la pandemia de Covid-19, como altas tasas de interés internacionales, bajos precios del petróleo y recesión o bajo crecimiento de sus socios comerciales.

En su balanza comercial de mercancías, México obtuvo como un saldo a favor de 34,476 millones de dólares, el más alto considerando estadísticas en línea del Banco de México desde 1993.

De hecho, año tras año, el país registró déficits de 1998 a 2018, revirtiendo la balanza en 2019, con un saldo positivo de 5,414 millones de dólares.

Las altas tasas de interés internacionales aumentan los gastos de México, los bajos precios del petróleo disminuyen los ingresos del gobierno mexicano y la recesión o el bajo crecimiento de los principales socios comerciales generan menos exportaciones.

La caída de las ventas externas en el año pasado fue resultado de disminuciones tanto en las exportaciones no petroleras (-8%), que sumaron 400,256.9 millones de dólares, como en las petroleras (-32.6%), las cuales descendieron a 17,413.4 millones de dólares.

Al interior de las no petroleras, las agropecuarias fueron por 18,682.5 millones de dólares (un alza de 4.7%); las extractivas por 7,407.5 millones (19.7%), y las manufactureras por 374,166.9 millones (-8.9 por ciento).

A mayor detalle, dentro de las manufactureras, las automotrices totalizaron 122,932.5 millones (-16.8%) y las no automotrices sumaron 251,234.4 millones (-4.5 por ciento).

Desde el brote de la pandemia, los gobiernos han adoptado una serie de medidas de protección para frenar la progresión del virus y evitar el colapso del sistema de salud. Algunas de estas medidas implican restricciones comerciales y han afectado la producción.

En la previsión formulada por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en octubre se estimaba que el volumen del comercio mundial de mercancías disminuiría 9.2% en 2020, y que ese descenso iría seguido de un aumento del 7.2% en 2021.

Como parte de su impacto interno, México disminuyó 33.5% sus importaciones petroleras en el año pasado (31,408 millones de dólares) y redujo 13.8% las no petroleras (351,785.8 millones).

En diciembre de 2020, las exportaciones mexicanas fueron de 43,163.4 millones de dólares, un aumento de 11.5% interanual; mientras que las importaciones escalaron 3.7%, a 36,901.4 millones.

Con ello, México alcanzó un superávit de 6,262 millones de dólares.

El último gran descalabro del comercio internacional de México ocurrió en el marco de la crisis financiera de 2009, cuando sus exportaciones registraron una caída interanual de 21.1% y sus importaciones se desplomaron 24 por ciento.

Daniel Arias, analista de Monex, destacó que la balanza comercial en diciembre de 2020 presentó un superávit de 6,262 millones de dólares que no solo fue muy superior a la expectativa del consenso de un superávit de 3,752 millones, sino que constituye el monto más elevado de todo el registro.

Así, el año cerró con cifras históricas en la balanza, pues el saldo acumulado fue superavitario por quinta ocasión desde 1991 y su monto (34,641 millones) equivalió a casi cinco veces más que el de 1995, el récord anterior.

“Además, durante el último mes del año, los flujos tanto de exportaciones, como de importaciones presentaron niveles superiores a los de diciembre de 2019, lo que fortalece el sesgo al alza en el balance de riesgos de crecimiento para el PIB del cuarto trimestre de 2020”, comentó.

Gabriela Siller, director de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, dijo que el superávit comercial histórico se debió a que durante la segunda mitad del año la demanda externa mostró mayor fortaleza relativo a la interna, al caer la demanda por importaciones de bienes de consumo y de capital.

En diciembre las exportaciones mostraron un crecimiento mensual de 3.43%, de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad, apoyadas por el avance de las exportaciones petroleras y manufactureras con 10.47% y 3.61%, respectivamente.

A pesar de su caída anual, las exportaciones podrían haber sido el componente más dinámico de la demanda agregada en México el año pasado, pues el retroceso de 9.3% hasta el momento es inferior al de 11.9% del consumo privado según cifras acumuladas a octubre (último dato disponible) y al de 19.5% de la inversión fija bruta, también al mes de octubre.

roberto.morales@eleconomista.mx