México enfrentó la primera caída anual durante el 2019 en las exportaciones de vehículos ligeros, luego de una década de crecimiento continuo, con la venta al exterior de 3 millones 333,586 unidades que representan la disminución de 3.4% respecto al 2018, como reflejo de la contracción que enfrentan los países con un débil consumo y que persistirá en este 2020, sostuvieron autoridades de la industria automotriz.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Estados Unidos fue prácticamente el único mercado de exportación de los autos mexicanos que mostró cifras positivas, al crecer 2.9% comparado con los datos el 2018, pero que mostró debilidad durante los últimos meses del 2019 y que impactó “fuertemente” los resultados finales, pues la industria vende 80% a ese país. Mientras que el resto de los destinos de exportación como Canadá, Latinoamérica, Europa, Asia y África cayeron, lo que impactó a la producción nacional de autos.

Las 12 empresas automotrices instaladas en nuestro país produjeron 3 millones 750,841 vehículos ligeros durante enero a diciembre del 2019, esto es, 4.1% menos en comparación con lo reportado en el 2018. Dicho volumen es el más bajo registrado desde el 2016.

El ensamble de autos sumó dos años continuos de reducción, como reflejo de los problemas de inventario en diversas marcas afectadas por el cierre en las vías de ferrocarril en Michoacán, luego los problemas laborales en Tamaulipas y Chihuahua que frenaron la actividad automotriz, la huelga de General Motors y los cambios en plataformas de algunas armadoras.

“Es evidente que lo que observamos, tanto la caída de producción como de exportación, es resultado de lo que sucede a nivel mundial. México tiene capacidad en planta de fabricar 4.5 millones o hasta 5 millones de unidades al año. Sin embargo, no es capacidad de planta sino de cuánto absorbe el mercado y vemos que a nivel mundial hay caídas importantes”, sostuvo Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

México mantenía la meta de alcanzar una producción de 5 millones de vehículos al año en el 2020; sin embargo, ese reto se alejó por la incertidumbre que persiste a nivel mundial y las ventas de autos nuevos continúan en picada, como reflejo también de la ralentización en la creación de empleo en los últimos meses.

El representante de la industria automotriz, quien dejará el cargo la próxima semana, proyectó que durante el 2020 el sector continuará deprimido, con un ensamble cercano a los 3.5 millones de unidades y de este monto, 80% sería de exportación, monto que representaría un retroceso de 6% con respecto al 2019.

Dicha caída sería más drástica que la presentada durante el año pasado, aun cuando la nueva planta de Toyota arrancó operaciones para aumentar su producción de las pick up Tacoma.

Crudo invierno

En diciembre del 2019, la industria redujo su producción de vehículos 12.7%, al ensamblar 208,073 unidades; mientras las exportaciones se desplomaron 16.7%, con 229,227 unidades, refirió el Inegi en su reporte de ayer.

Eduardo Solís admitió que diciembre pasado fue un mes “muy malo” para México y para el resto del mundo, pues tan sólo las ventas de autos en Estados Unidos cayeron 6.3% a 1 millón 516,518 unidades en dicho mes; mientras que en Canadá la disminución fue de 4.1%, con 109,584 autos facturados.

Dentro de esa menor demanda en Estados Unidos, las exportaciones mexicanas se redujeron 17% en diciembre, aunque las de origen japonés fueron por 28% menos y desde Alemania fue de 12.7% menos.

General Motors se consolida

A pesar de la huelga del año pasado, la gigante de Detroit se consolidó como la mayor fabricante de autos en México y por ende la más dinámica en las exportaciones, principalmente a Estados Unidos.

General Motors produjo 864,143 unidades de enero a diciembre del 2019, que representó 3.6% comparado con el 2018, dejando a Nissan en el segundo sitio y muy atrás de su ensamble.

Durante el 2019, destacó el ensamble de la armadora china JAC, que elevó su producción en 60% respecto al 2018, cuando arrancó operación.

[email protected]