Estados Unidos eligió a un grupo de panelistas para dirimir casos de resolución de controversias en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Para paneles relacionados con diferencias Estado-Estado, cada nación va a tener una lista de 10 panelistas.

Los correspondientes a Estados Unidos son: Julie Bédard, Susan G. Braden, John J. Buckley, Jr., EF Mano DeAyala, Dennis Devaney, Mark C. Hansen, Jean E. Kalicki, Ann Ryan Robertson, Koji Saito y Stephen P. Vaughn.

Hasta ahora, México y Canadá estaban a la espera de que la administración del presidente Donald Trump lograra un acuerdo con el Congreso estadounidense sobre su propia lista.

Desde que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entró en vigor en 1994, tres paneles se han convocado en controversias Estados-Estado, pero ninguno desde 2000.

Varias razones existen para este bajo número. Primero, las Partes resuelven muchas disputas de manera informal sin invocar el mecanismo de solución de controversias o mediante el mecanismo de consultas del TLCAN, que permite a las Partes discutir confidencialmente e intentar resolver el asunto.

En segundo lugar, los países del TLCAN han mostrado preferencia por el sistema de solución de controversias de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Y por último, y más relevante, el Capítulo 20 del TLCAN crea varias vías a través de las cuales una Parte puede bloquear potencialmente el establecimiento de un panel.

Ahora, el T-MEC evita la capacidad de los países de bloquear el levantamiento de paneles de solución de controversias.

Exclusivamente para asuntos laborales, Estados Unidos eligió a Janice Bellace, Lance Compa, Peter Hurtgen, Ira Jaffe, Kevin Kolben y Ed Potter.

Finalmente, para el mecanismo de respuesta rápida laboral, Estados Unidos y México designaron seis panelistas no nacionales: Gary Cwitco, Cleopatra Elmira Doumbia-Henry, Pablo Lazo Grandi, Salvador Del Rey Guanter, Paul van der Heijden y Adolfo Alberto Ciudad Reynaud.

[email protected]