La Comisión Reguladora de Energía (CRE) plantea una mezcla de 90% propano y 10% butano para las importaciones de gas licuado de petróleo (LP) que arrancan el próximo año, lo que según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas) es el estándar de calidad más alto a nivel global y permitirá mayor competitividad a la industria mexicana.

Octavio Pérez Salazar, presidente de la Amexgas explicó en entrevista que la industria mexicana, con ventas por 6,500 millones de dólares anuales de este combustible que consumen 8 de cada 10 mexicanos, quiere mantener el control del mercado mediante competencia en calidad y servicios, lo cual será posible con la libre importación y estos estándares de calidad.

El reto es que continúe en manos nacionales pero con altos estándares de calidad y de servicio, no con un monopolio legal, que la gente prefiera a las empresas mexicanas pero no con una regulación preferencial , dijo.

La libre importación que arranca el 1 de enero, y para la cual los empresarios ya están preparados al ser dueños de 10 de las 19 terminales de distribución de gas LP que Pemex utiliza para adquirir gas –arrendándolas a empresas como Tomza, Soni y Nieto– no incrementará el volumen de compras al exterior, aseguró Pérez Salazar, sino que sólo liberará a la estatal de fungir como intermediaria, para que los privados adquieran el gas por cuenta propia, manteniendo 30% del mercado, mientras que Pemex se quedará con el resto de la distribución con el gas que produce en sus refinerías y complejos procesadores de gas natural.

Hay terminales marítimas, hay ductos y es probable que se construya la infraestructura, que haya nuevas terminales, pero por ahora ya existe , explicó el presidente de Amexgas, al final del día Pemex va a ser muy competitivo para mantener el 70% del mercado que ya tiene entonces lo que vamos a ver es una transición en que los empresarios importarán a cuenta propia y no a través de Pemex .

La norma de calidad de combustibles impone a Pemex una mezcla de 60% de propano y 40% de butano, aseguró finalmente Octavio Pérez, por lo que los consumidores preferirán un gas de mejor calidad para usos específicos como combustibles automotrices. Al precio spot actual del gas LP en Estados Unidos, las importaciones provocarán ahorros que los empresarios en competencia deberán transferir al precio de los consumidores finales.

[email protected]

mfh