Expertos de ProMéxico trabajarán en las Embajadas de México para continuar su labor de promover las exportaciones del país, la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) y la internacionalización de empresas mexicanas, informó el Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

También se nombrarán consejeros comerciales en las embajadas de México que no cuentan con ellos, a la vez que se nombrará a nuevos embajadores.

“Al menos hasta la semana pasada no habían nombrado a 50 embajadores”, dijo Fernando Ruiz Huarte, director general del Comce

El gobierno federal sigue el proceso de desaparición de ProMéxico, cuyas funciones serán tomadas por las secretarías de Relaciones Exteriores (SRE) y de Economía (SE), con una reestructuración operativa de las Embajadas de México y una mayor función de inteligencia comercial de la Secretaría de Economía.

Al cierre del sexenio anterior, la SRE dirigió la labor de las 157 representaciones con las que contaba el país en el exterior: 80 embajadas, 67 consulados, siete misiones ante organismos internacionales y tres oficinas de enlace y de representación.

Hasta entonces, sumaban 18 las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal que contaban con un Convenio de Colaboración de la “política de techo único” con la SRE.

En tal sentido, la Secretaría de Relaciones Exteriores contó con un total de 176 oficinas de diferentes dependencias y entidades del gobierno de la República albergadas en 46 embajadas, tres misiones, 19 consulados, una sección consular y un instituto cultural.

A partir de conversaciones con la secretaria de Economía, Graciela Márquez, Ruiz Huarte dijo que el gobierno federal determinó desaparecer ProMéxico por varias razones, entre ellas, el reducido nivel de la IED como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) y por el bajo efecto directo en el incremento de las exportaciones mexicanas de las grandes empresas. Sin embargo, Ruiz Huarte opinó que ningún país que cuente con una relevancia tan grande de sus exportaciones en el PIB (30%, en el caso de México) debería eliminar a su agencia de comercio exterior.

“Todos los países que tienen un sesgo exportador importante tienen agencias de comercio exterior”, dijo.

Además, refirió que el nuevo gobierno programa mayores apoyos para las pequeñas y medianas empresas, porque sólo 8% de ellas exporta y en promedio a los seis años dejan de hacerlo, por falta de financiamiento o por falta de apoyo fiscal, entre otras causas.

[email protected]