Ante embajadores y cónsules de México, el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, estimó que la reforma energética podría captar hasta 10,000 millones de dólares anuales en inversión extranjera adicional al país.

El Secretario de Economía instó al cuerpo diplomático mexicano a difundir la reforma energética en el extranjero y la apertura de este sector, una vez que las leyes secundarias sean establecidas. La promoción en el exterior coadyuvará a incursionar en nuevos territorios geográficos y atraerá nuevas inversiones al sector energético, coincidieron Coldwell y los directores generales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Emilio Ricardo Lozoya Austin y Francisco José Rojas Gutiérrez, respectivamente.

Durante la XV Reunión Anual de Embajadores y Cónsules de México, que se lleva a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Secretario planteó a los representantes de México en el exterior que la reforma al sector energético fue probada para preservar la seguridad energética en el país, mejorar la competitividad y hacer de la energía un motor de la economía mexicana.

En conferencia de prensa, tras reunirse con el Servicio Exterior Mexicano, Lozoya Austin dijo que la reforma energética ofrece a Pemex y al Estado mexicano la oportunidad de ligarse con nuevas zonas geográficas mundiales, en las que hoy en día la paraestatal no tiene una presencia tan relevante, ya sea como proveedor de productos o como comprador de tecnologías.

Lozoya informó que reiteró a los embajadores y cónsules la importancia trascendental de la reforma, en materia de dotarla de distintas autonomías presupuestales, operativas de gestión, de manejo de recursos humanos, que fortalecen a Pemex y que le permitirán no sólo generar más y mayor renta petrolera para el Estado mexicano, pero sobre todo ser una empresa más eficiente y poder competir en términos iguales con otras empresas internacionales .

CFE: APERTURA GLOBAL

En lo que respecta a la CFE, su titular, Francisco Rojas, reiteró las inversiones anunciadas en noviembre pasado, asegurando que para los próximos cinco años serán del orden de 50,000 millones de dólares, de los cuales 23,000 corresponderán a la construcción de 10,000 kilómetros de gasoductos -todos ellos efectuados con inversión privada- además de alrededor de 27 proyectos nuevos de centrales termoeléctricas, con una inversión de 13,000 millones de dólares adicionales, también de inversión privada, mientras que el resto será inversión propia de la CFE.

Expuso que con la apertura aprobada por el Constituyente Permanente, le permite a la CFE convertirse en una empresa de electricidad y energía. Esto significa la oportunidad de incursionar en el negocio internacional, en particular con los socios vecinos de Canadá, Estados Unidos, Centro y Sudamérica.

En términos de abasto y comercialización de combustibles, nos va a permitir la posibilidad de la construcción de más de 10,000 kilómetros de gasoductos, a lo largo y ancho del país, lo que no va a permitir el abasto necesario para que CFE pueda ir abatiendo los costos al sustituir por gas, el combustóleo que ahora estamos consumiendo , expresó.

REFORMA EN TRES ETAPAS

Antes que los diplomáticos promuevan la inversión extranjera en el sector energético que derivaría de la reforma, el Secretario de Energía destacó que primero debe realizarse la legislación secundaria.

Explicó que la reforma consta de tres etapas; la primera, ya cumplida, se trató de la parte constitucional, con la modificación de los artículos 25, 27 y 28 y el régimen transitorio.

La atención se centra en elaborar las leyes secundarias, en las que se deberán realizar aproximadamente 23 cambios legales a ordenamientos.

Esta fase tiene fecha límite, informó, pues la Constitución establece 123 días como tope máximo para concretar este objetivo, lo que significa que podrían estar listas durante el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso de Unión. Finalmente, informó que la tercera etapa será la promoción de la reforma.

NO HABRÁ DESPIDOS EN PEMEX

El director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, aseguró que existen convenios para reubicar al personal que se mantiene ocioso dentro de la empresa, pero que ello no implica que habrá despidos, como se ha especulado en los últimos días.

En conferencia, al concluir la reunión de promoción de la reforma con embajadores, el directivo detalló que la reforma energética es tajante en ese sentido, ya que estipula en el segundo transitorio que se respetarán los derechos adquiridos por todos los trabajadores de la empresa y que por el contrario, se prevé la necesidad de adquirir más personal y capacitar al que actualmente se tiene.

Quiero ser enfático en esto: no se prevé el despido masivo de nuestro personal. Hay voces que están en contra de los cambios que se van a efectuar en el sector energético del país, pero nosotros hemos sido abiertos socialmente respecto de nuestros convenios con el sindicato y en ningún momento se ha manejado la idea de prescindir del personal , afirmó.

Sin embargo, sí se arrancará con una estrategia de reestructuración laboral -que además incluye la fusión de las subsidiarias en dos grandes departamentos dentro de una sola empresa integrada: explotación y transformación- por lo que se han firmado convenios con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) para cambiar de plaza o puesto a trabajadores que duplican funciones o que se han mantenido en plantas o proyectos detenidos de la paraestatal.

Estos convenios, que promueven la productividad, están orientados a que Pemex utilice su capital humano de la mejor manera , dijo.

[email protected]