La iniciativa de Ley de Transición Energética que se discute en el Senado no minará el crecimiento económico en el país y por el contrario la inversión en las energías renovables es lo que permitirá la competitividad en un futuro, aseguró Isabel Studer, directora del Instituto Global para la Sostenibilidad, del Tecnológico de Monterrey.

Es un error decir que las energías renovables son más caras; además la iniciativa de ley no plantea una opción excluyente de gas o energía renovable, sino más bien que son complementarias. No se está diciendo que se deje de usar gas, se está diciendo que nos tenemos que asegurar que año con año avancemos para cumplir que 35% de la generación de electricidad sea a partir de energías limpias , comentó la directiva respecto de las recientes declaraciones realizadas por la Canacero.

Entrevistada en el marco de la presentación de los compromisos de los miembros del Acuerdo por un México Sostenible sobre cambio climático y transición energética, Studer hizo un llamado al Senado para que no sean presos de intereses específicos de un sector. ¿Por qué vamos a estar presos de los intereses de corto plazo de una industria cuando el resto de la sociedad se podría beneficiar de los enormes recursos naturales que tenemos en el país como la energía solar y eólica? , cuestionó.

Enfatizó que, de no aprobarse la Ley antes de la COP-21 en París la próxima semana, pudieran llegar a darse cuestionamientos al respecto. Las economías emergentes tendrán que poner sobre la mesa sus contribuciones y si México no llega con los instrumentos adecuados para decir que los compromisos que está asumiendo son reales, se pondrá en tela de juicio a México . Studer precisó que Ley de Transición Energética es clave para darle esta coherencia a la reforma energética, en el sentido de que diversificará la canasta de generación eléctrica en el país.

Signan compromisos

El Acuerdo por un México Sostenible presentó sus compromisos sobre cambio climático y transición energética, orientados a impulsar una agenda de sostenibilidad corporativa, es decir, las empresas se comprometen a introducir la noción de que un uso más eficiente de los recursos naturales es un buen negocio.

Actualmente, el Acuerdo por un México Sostenible agrupa a 72 miembros entre empresas, Universidades y distintas cámaras. Algunos ejemplos son: FEMSA, Nestlé, Walmart, LG, Bimbo, Banamex, UNAM, Concamin, Banorte, Imco.

[email protected]