Dado que la primera subasta eléctrica que se realiza en México, cuya convocatoria será publicada los primeros días de esta semana, fue diseñada para contar con la participación de generadores limpios, en la segunda mitad del 2016 saldrá una subasta para el mediano plazo, para contratos de tres o cuatro años, en la que se espera la participación de generadores con energía fósil.

Con ello se implementará otro instrumento del nuevo mercado eléctrico mexicano aprobado en la reforma energética, donde el suministrador básico, que es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), recibirá ofertas entre pujantes por venderle megawatts (MW) hora constantes para llenar cierto volumen en contratos a menores plazos.

Y es que, según explicó a El ?Economista el subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández Ochoa, la nueva legislación permite adoptar todo tipo de prácticas para llegar al mix que resulte más conveniente para el país en términos de tecnología de generación, compromisos ambientales y seguridad energética. Por ello, los generadores a través de combustibles fósiles como el diésel, combustóleo, carbón y gas natural recibirán un tratamiento especial, ya que, debido a la volatilidad a la que se enfrentan sus precios indexados en el mercado spot, no pueden ofertar a un solo costo por más de cinco años.

Estaremos realizando varias subastas al año. Ésa será la nueva tónica del sector eléctrico mexicano, que tiene sus riesgos inherentes pero permite ahorros importantes , aseguró el subsecretario de Energía. Así, el gobierno realizará entre tres y cuatro subastas por año para la adquisición de diferentes productos a partir del 2016. La primera emisión de regulaciones en torno a estos concursos, como determinó la Ley de la Industria Eléctrica, corre a cargo de la Secretaría de Energía, para que luego queden en manos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que será también la que determinará las tarifas mínimas de intercambio, mientras que el operador del sistema y convocante será el Centro Nacional de Control de Energía.

Mercado mayorista

César Emiliano Hernández Ochoa aseguró que ya se llevan a cabo las pruebas para el arranque de un tercer tipo de mercado: el de corto plazo, en el que se intercambiará energía por hora y por día únicamente entre grandes generadores que cuenten con más de 500 kilowatts de energía remanente y usuarios calificados que consuman 3 MW eléctricos, volumen que bajará a 2 MW un año después y a 1 MW en el siguiente año en el llamado mercado mayorista de energía, que arranca antes del 31 de enero del 2016.

La CRE ha emitido al menos 100 nuevos permisos de generación para participantes del nuevo modelo, en el que convivirán los permisos legados de autoabasto, importación, exportación, producción independiente, usos continuos propios y cogeneración con los nuevos permisos.

El mercado mayorista en México iniciará con un máximo de 2% del consumo en intercambios que la CRE pondrá a disposición del público en una bolsa similar a las bursátiles; los mercados maduros en el mundo llegan a tener hasta 50% de la energía generada mediante transacciones de este tipo.

[email protected]