La ampliación del Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ITA, por su sigla en inglés) fue concluida por 79 miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC), lo que significa el mayor recorte de aranceles a productos de tecnologías de la información y comunicaciones desde 1996.

La Unión Europea, Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur forman parte de este acuerdo, no así México, cuya ausencia fue destacada por ser el mayor importador de este tipo de bienes entre los no miembros del ITA.

Con el objetivo de que entre en vigor en julio del 2016, el ITA pretende desmantelar los aranceles a 201 productos, cuyas ventas mundiales suman 1.3 billones de dólares de los 4.0 millones de dólares en el comercio mundial de bienes de la tecnología de la información.

El acuerdo de la ampliación del ITA se alcanzó en julio pasado, pero la conclusión del mismo se retrasó después de que China se negó a presentar su calendario para la eliminación gradual de los aranceles de los productos seleccionados.

Finalmente, la lista de China fue entregada en la conferencia ministerial de la OMC, que se lleva a cabo en Nairobi, Kenia, y los plazos de desgravación fueron aprobados por el resto de los miembros del ITA.

La extensión del ITA (un acuerdo llamado ITA II) aumentó la cobertura principalmente de equipos electrónicos, como videojuegos, aparatos de reproducción de vídeo, radios y altavoces. Incluyó aparatos e instrumentos médicos, como máquinas de resonancia magnética, pero excluyó productos como pantallas LED y baterías de iones de litio

El ITA comenzó a operar en 1997 y, con su ampliación, tendría un impacto en el volumen de comercio internacional que equivale al de todo el sector automotriz o a la combinación de los sectores textil, vestido, hierro y acero, según estimaciones de la OMC.

[email protected]