La agencia de consultoría en responsabilidad social (RS) y sustentabilidad ResponSable presentó el segundo estudio Panorama de la Responsabilidad Social en México 2019, en donde a través de diversos paneles se presentaron los resultados del mismo, derivado de la opinión que compartieron más de 3,000 personas de distintas organizaciones: consultores, representantes del gobierno, ONGs, encargados de RS, consumidores, así como CEOs de empresas grandes y mipymes.

El primer estudio que realizó ResponSable fue en el 2013, este año se hizo la actualización con el objetivo de conocer el nivel de madurez y entendimiento que las empresas tienen en torno a la responsabilidad social.

Entre los datos más importantes que se presentaron se encuentra que 78% de las empresas en México afirma tener un presupuesto destinado para gestionar la responsabilidad social, mientras que en el caso de las pymes es 31.3 por ciento.

En cuanto a la madurez de la RS en la empresa, la perspectiva que arrojó el documento es que es inmadura y no ha evolucionado mucho.

“Las empresas se han vuelto más maduras y más autocríticas en cuanto a su estrategia, porque 47% de empresas grandes considera que su estrategia de RS está completamente alineada a su estrategia de negocios, cuando en el 2013, apenas 56% decía eso”, declaró en entrevista Gwenaelle Gerard, directora general de ResponSable.

Con respecto a la percepción en madurez de la RS en México y las organizaciones, los encuestados contestaron en el 2013 con un promedio de 3.48 de 10 puntos, mientras en el 2019 contestaron con 4.29, un ligero incremento de menos de un punto. Al interior de la organización, en el 2013 refirieron que la madurez de éstas se ubicaba en 5.75 y este año se colocó en 6.32 puntos.

Impactos y beneficios

De acuerdo con el estudio Panorama de la Responsabilidad Social en México 2019, entre los beneficios que identificaron las empresas socialmente responsables, se ubica el incremento en la lealtad de los clientes, que pasó de 21% en el 2013 a 26% en este año, mientras el tema de ahorros y reducción de costos, pasó de 24.5 a 16.5 por ciento.

Un dato que llama la atención en el estudio es que 25% de las mipymes participantes hablaron de diferenciación de productos y servicios con su competencia, mientras de las empresas grandes sólo 14% lo menciona, lo que explica por qué recientemente muchas mipymes participan por el distintivo ESR.

Rumbo de la RSE

Gwenaelle Gerard explica que realizaron la pregunta sobre a dónde va la RSE con un tiempo de 12 meses y a cinco años, siendo la respuesta para el primer periodo que 27.5% tiene en mente mejorar las condiciones laborales, 24.1% quiere mejorar su comunicación interna en responsabilidad social y la tercera prioridad, con 23%, es aprovechar para mejorar el desempeño global de la organización.

Con respecto a la pregunta del periodo por cinco años, 48.4%, es decir, casi la mitad de 1,600 empresas encuestadas, busca medir impactos sociales y ambientales de forma eficiente.

Conclusión

El estudio de la agencia ResponSable revela que en seis años no hubo una gran evolución de la RSE, pero sí existe una mayor conciencia de que la RSE no se puede quedar a nivel filantropía ni programas aislados. Finalmente, a nivel consumidor sigue la presión para que empresas trabajen en estos temas, para que se genere un cambio.