Las empresas con programas de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) se han posicionado como el principal motor industrial de México y con la proyección de una recuperación plena en 2021 en términos de empleos y exportaciones.

Las previsiones consideran que este sector alcance exportaciones hasta por 278,000 millones de dólares y 3 millones 075,000 empleos en 2021, cifras que superarían los niveles registrados en 2019, el año previo a la pandemia de Covid-19.

Por lo mientras, frente al cierre esperado de 2020, esas mismas cantidades representarían caídas 7 y 0.8%, respectivamente, en comparación con 2019, proyectó el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index).

Un tercer indicador, la transferencia de tecnología, que implica maquinaria, equipo, nuevos proyectos e investigación y desarrollo sumaría 8,000 millones de dólares en 2021, esto es, 200 millones de dólares menos que en 2019. Para 2020, este monto se desplomó a 6,500 millones, según las mismas previsiones.

“La industria IMMEX es una de las fortalezas que tenemos en el país”, dijo Luis Aguirre, presidente del Index. “Esta industria está conformada por 19 sectores y esa diversificación tiene una gran ventaja”.

Industrialmente, uno de los sectores que más han caído en México es el automotriz. Pero además de éste, la industria IMMEX incluye en parte la producción de aparatos médicos, aeropartes, productos eléctricos, textiles, prendas de vestir, químicos y productos metálicos.

De todas las plantas con programas IMMEX, 25% corresponden al sector automotriz. Los últimos datos del Inegi muestran que el sector automotriz de México ha jugado un papel mucho menos dinámico que el resto de las industrias no petroleras del país.

De enero a octubre de 2020, las exportaciones automotrices dirigidas a Estados Unidos registraron una caída interanual de 20.6%, mientras que las ventas externas de otras industrias presentaron una disminución de 5.9 por ciento.

Durante ese mismo periodo, las exportaciones automotrices al resto del mundo tuvieron un retroceso de 23.1%, en tanto las no automotrices se contrajeron 6.9%, a tasa anuales.

“Esperamos que este sector siga siendo cuidado por el gobierno”, comentó Luis Manuel Hernández, quien reemplazará desde el próximo 4 de enero a Aguirre al frente del Index.

Las empresas acogidas a este Programa pueden importar temporalmente una serie de insumos para los cuales se benefician de una exención arancelaria y de la posibilidad de obtener un crédito fiscal del IVA y/o del IEPS y, en sus caso, de los derechos antidumping o compensatorios, siempre que esos insumos se utilicen para elaborar, transformar o reparar mercancías para luego ser exportadas o para prestar servicios relacionados con la exportación.

roberto.morales@eleconomsta.mx

kg