Elementia y Lafarge dieron a conocer un acuerdo para la integración de sus negocios de cemento en México, lo cual creará un nuevo jugador en la industria cementera nacional.

El acuerdo prevé que Elementia, propiedad de Carlos Slim y Antonio del Valle, aporte a la nueva entidad su planta de Santiago de Anaya, Hidalgo, y Lafarge sus dos unidades que están ubicadas en Vito de Tula.

De acuerdo con un comunicado enviado por ambas empresas: La integración de ambas compañías permitirá conjuntar las habilidades y experiencia de ambos equipos para alcanzar una capacidad instalada de alrededor de 2 millones de toneladas de cemento .

Con la creación de esta alianza y al integrar la gestión de tres plantas para la producción de cemento se creará mayor valor para nuestros clientes y consumidores, y se contará con una mayor capacidad para seguir trabajando en la generación de soluciones de construcción innovadoras , agregaron.

El nivel de producción que alcanzaran Elementia y Lafarge en conjunto, les dará una participación de 6.0% en el mercado cementero, en el que tendrá que competir con Cemex, Cruz Azul, Holcim y Moctezuma.

Actualmente, la industria mexicana del cemento está bajo condiciones de poca competencia. Cemex realiza el 49% de la producción total de cemento en México, Holcim Apasco el 21%, Cruz Azul 16%, Moctezuma 10% y Chihuahua 3%, de acuerdo con reportes de las mismas cementeras.

La transacción aún está sujeta a las aprobaciones regulatorias correspondientes, y mientras avance el proceso, tanto Cementos Fortaleza como Lafarge continuarán operando de forma independiente hasta obtener las autorizaciones correspondientes.

De concretarse la fusión, Elementia tendrá una participación de 53% en la nueva cementera y Lafarge ostentará 47 por ciento.

El acercamiento debería concluir el segundo semestre del 2013, cuando arranque la nueva fábrica de Elementia, señaló Lafarge en su comunicado.

[email protected]