Totalplay Empresarial reconoce a Luis Enrique de la Vega Madrigal, Director Corporativo de Tecnología y Sistemas de Grupo Financiero Monex por obtener un reconocimiento más en su carrera, como parte de “CIOs: Genios de la Transformación Digital 2021”, que reconoce proyectos de transformación digital, otorgado por la revista especializada en el mundo de las finanzas y los negocios, Forbes México.

El Director Corporativo de Tecnología y Sistemas de Grupo Financiero Monex se asegura de que su equipo esté orientado a apoyar a los usuarios para que estos utilicen la tecnología a su favor.

Con más de 42 años de experiencia, 11 de los cuales han sido como Director Corporativo de Tecnología y Sistemas de Grupo Financiero Monex, Luis Enrique de la Vega Madrigal se siente complacido al obtener un reconocimiento más en su carrera, como parte de “CIOs: Genios de la Transformación Digital 2021”, que reconoce proyectos de transformación digital, otorgado por la revista especializada en el mundo de las finanzas y los negocios, Forbes México.

Respecto a ese tema y a su trayectoria, platicamos con Luis Enrique, quien en entrevista para El Economista, nos mencionó parte de sus secretos, cómo ha sabido mantenerse en una industria en constante cambio, además de algunos de los principales retos que le ha tocado enfrentar en su carrera.

En principio, el directivo mencionó respecto al reconocimiento “me siento muy complacido, mi carrera en el sector de Sistemas es larga, más de 42 años de experiencia”. Añadió que durante este tiempo ha podido estar acompañado de gente brillante “y particularmente durante estos últimos 11 años por una gran área de sistemas que me acompaña dentro de Monex”.

Afirmó que dentro de sus objetivos siempre se ha propuesto el “hacer bien las cosas”, y ejemplo de ello lo representa la transformación digital de Monex, sobre la cual, el propio de la Vega Madrigal se planteó que algún día podrían ser reconocidos por ello.

Egresado de la Universidad Iberoamericana en donde estudió la licenciatura en Ingeniería Electrónica y de Comunicaciones, Luis Enrique de la Vega Madrigal no pensó en un inicio dedicarse al área de sistemas. No obstante, reconoce que su formación le dio las bases que hoy le permiten tomar decisiones más acertadas, ya que conoce a fondo las comunicaciones.

“Pasé por todos los departamentos de sistemas”, “mi alma mater fue en IBM, el puesto se llamaba PSR, Program Support Representative” cuyo primer trabajo consistía en apoyar a los clientes que tenían máquinas grandes de IBM cuando tenían dificultades, explicó.

“Yo era como la Cruz Roja, tenía que llegar corriendo para ver por qué no estaban funcionando las cosas, y poderlos auxiliar”.

Un aspecto menos conocido de Luis Enrique es el de emprendedor, en el cual, él, junto con algunos compañeros de la maestría en Sistemas, Planeación e Informática, iniciaron como consultores en sistemas, y posteriormente desarrollaron una empresa de servicios de cómputo. “Desafortunadamente hubo la necesidad de cerrarla, y después regresé otra vez como empleado al sector financiero”.

Otra faceta profesional del Director Corporativo es la del sector público, en el cual se mantuvo alrededor de 8 años en instituciones como Valuación y Venta de Activos -que después fue absorbida por FOBAPROA-, el IPAB y BANSEFI.

El mayor reto de su carrera

“En esta carrera he tenido la suerte de formar áreas de Sistemas desde cero”, mencionó de la Vega Madrigal, quien también explicó que ello supone tanto obstáculos, como aprendizajes.

Otro reto lo representa la evolución del puesto ya que, mientras que en el pasado el Director de Sistemas se limitaba a “mantener las luces encendidas para que operara el negocio”, actualmente tiene que ayudar, “ser un socio de negocio de la empresa”.

Un reto que le trajo satisfacciones fue haber sido invitado por el Banco Mundial para ser asesor en el desarrollo de una estrategia nacional para Bangladesh, y poder acercar los servicios financieros a la población con menos recursos, lo que pudo ser posible mediante una estrategia de tecnología.

Cuestionado respecto a cuál ha sido el mayor cambio que ha visto en la industria, Luis Enrique mencionó que actualmente “todos los desarrollos, toda la empresa, todo nuestro trabajo se centra en el cliente”; mientras que en el pasado, las empresas consideraban que cuando el cliente llegaba a un banco, ya no se iba a ir.

En cuanto a cuál es su secreto para mantenerse -más de una década- como Director Corporativo de Sistemas y Desarrollo Tecnológico en Monex, reveló que “anticiparme a las necesidades de los usuarios y del negocio”, “no me gusta que me agarren con los dedos en la puerta, el área de Sistemas debe de poder predecir qué nos va a requerir el usuario, qué nos va a requerir el negocio”.

Añadió que “tenemos toda una estrategia de transformación digital dentro de Monex de aquí al 2025, y la infraestructura que nosotros ya implementamos le va a permitir a Monex hacerlo mucho más rápido de lo que nos imaginábamos”.

También agregó que le gusta estar cerca del usuario, ya que considera que el área de sistemas se debe a ellos, por lo que su equipo está orientado a dar un mejor servicio, “estamos conscientes de que tenemos que apoyarlo (a los usuarios) para que los usuarios utilicen la tecnología a su favor”.

Si pudiera darse un consejo a sí mismo cuando comenzó su carrera, Luis Enrique de la Vega Madrigal se recordaría “que no todo es tecnología”, puesto que a lo largo del camino ha tenido que aprender de áreas como administración, dirección, liderazgo y mercadotecnia.

Por eso considera que si alguien conoce a las empresas, ese alguien es el área de sistemas, “porque estamos metidos en todos los departamentos, en todos los procesos y conocemos qué es lo que tiene”.

Añadió que “el éxito de la tecnología depende de la gente, no solo de los fierros, así es que tratar de entender a la gente es muy útil”.

Finalmente, en cuanto a los consejos que le daría a quienes quisieran seguir su camino, el directivo afirmó que lo primero sería que fuera perseverante, “estamos en una carrera en la que lo único constante es el cambio”; en segundo, que sepa que esta carrera requiere de mucho sacrificio, porque los cambios se tienen qué hacer naturalmente fuera de los horarios de trabajo (en descansos, fines de semana, vacaciones, etc.).

Añadió que también se requiere de mucha tolerancia, “difícilmente se van a acordar de ti para darte un reconocimiento”, “se van a acordar de ti siempre, el día que no funcione algo”, y facilidad de adaptación, “tenemos que estar bien listos a los cambios completos”, “si te encajonas en algo que ya sabes que haces, nunca la vas a ser”, finalizó.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.