El 2016 será un año clave para el crecimiento de la producción de electricidad fotovoltaica en México, en el que se espera la llegada de los generadores globales más importantes del mundo y la creación de una industria local sin precedentes, derivado de las oportunidades que ofrecen el mercado mayorista por implementarse a finales de este mes, las subastas de largo plazo para el suministro básico y los costos cada vez más competitivos de esta tecnología, afirmó Andrés Salas, director en México de Sun Power.

Estamos mirando un sector vibrante y será emocionante lo que veremos sólo en la competencia entre productores solares, independientemente de que comenzaremos a tener esquemas viables y competitivos con el resto de los tipos de generación de energía , aseveró a El Economista.

Tan sólo en el caso de Sun Power, una empresa que llegó a México en el 2011 con la instalación de una fábrica de ensamble de sistemas fotovoltaicos con capacidad de 1,500 megawatts ubicada en Mexicali, Baja California, y que exporta equipos a Chile y Estados Unidos, este año definirá la ubicación y arrancará la construcción de su parque de 36 megawatts para suministrar energía a los nueve aeropuertos de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), que incluye el segundo aeropuerto más grande del país: Cancún.

Con 30 años de existencia y ventas anuales por 3,000 millones de dólares en África, Europa, Asia, Australia, Norteamérica y Sudamérica, esta firma estadounidense y propiedad en 60% de la petrolera francesa Total ubica ya en México a 1,500 de sus 8,000 empleados en el mundo, detalló Salas.

Desde hace dos años, iniciaron la solicitud de permisos para generación rumbo al mercado, con interés en los grandes clientes industriales que podrán cambiar de suministrador tras el arranque del mercado de corto plazo a inicios de febrero en todo el país, explicó.

Del 2010 a la fecha se ha reducido en por lo menos una tercera parte el costo de generación fotovoltaica, reveló Andrés Salas, y se ubica ya entre las siete fuentes más rentables del mundo, con precios por debajo de otras energías como la geotérmica y la nuclear.

[email protected]