Para cumplir con el compromiso de regularizar los vehículos usados de importación estadounidense o canadiense que circulan en la frontera norte, existe la posibilidad de que el presidente Andrés Manuel López Obrador derogue el decreto automotor vigente y que incluya las condiciones normativas a un nuevo decreto, afirmó Tatiana Clouthier, secretaria de Economía.

Hasta el momento, la funcionaria dijo que el gobierno opera bajo las circunstancias del decreto automotor que permite la importación de autos usados y que es vigente hasta septiembre del 2024, donde se exigen condiciones físico-mecánicas y de medio ambiente.

Aunque dijo tenemos un decreto que está funciones de tiempo atrás, ¿cuál es la determinación que nosotros estamos interpretando al momento?, planteó, “que el decreto es el mecanismo que estaremos utilizando, salvo que el presidente de la República decida sacar un decreto en donde derogue este y ponga circunstancias nuevas en el mismo”, concluyó.

El pasado lunes desde Chihuahua, el presidente López Obrador se comprometió con los estados fronterizos a que antes de que concluyera el año habría un programa de regularización de vehículos “chocolates” sin placas que circulan en territorio mexicano, tras argumentar que “mientras en el centro de México se ve un problema económico, aquí (en la frontera) Ciudad Juárez es un problema muy grave de seguridad”, donde los delitos son cometidos en automóviles sin placas.

Va ser antes de que concluya el año y vamos a empezar en Baja California, el mes próximo la regularización y va a ser en toda la frontera”, aseguró el pasado lunes el Jefe del Ejecutivo.

No obstante, la industria automotriz en México se opone a legalizar lo ilegal.