La actividad económica de México muestra una mejora marginal, de acuerdo con indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios, afirmó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), al interpretar sus mediciones anticipadas de mayo del 2016.

El Indicador IMEF Manufacturero registró en mayo un alza de 0.3 puntos respecto del mes anterior, para ubicarse en 51.9 puntos.

El índice varía en un intervalo de cero a 100 puntos y el nivel de 50 puntos representa el umbral entre una expansión (mayor a 50) y una contracción (menor a 50) de la actividad económica, sin proporcionar información específica sobre la magnitud de los cambios esperados.

El Indicador IMEF No Manufacturero tuvo en mayo un aumento 0.4 unidades frente al mes previo, para llegar a 51.3 puntos.

Las tendencias del Indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero apuntan hacia una evolución moderada de ; sin embargo, la lectura de mayo parece sugerir una mejoría en el margen de la actividad económica nacional , dijo en su reporte mensual.

En la discusión sobre la evolución de la coyuntura económica, el Comité Técnico del IMEF reconoció que los indicadores adelantados que publica el Inegi, tanto del sistema de indicadores cíclicos como del sistema de indicadores compuestos, todavía apuntan a una fase de debilidad de la economía nacional.

Este aletargamiento se explica en parte por la debilidad de la actividad manufacturera en Estados Unidos, debido a la gran influencia que tiene esa variable sobre nuestras exportaciones; sin embargo, también destacó que la tendencia-ciclo del indicador manufacturero al mes de mayo parece indicar un fortalecimiento en el margen.

Según el IMEF, la demanda interna sigue siendo impulsada por el consumo privado, el cual se mantiene relativamente dinámico, lo que ha permitido que la actividad económica en general no pierda tracción ante la desaceleración que se ha observado en la demanda externa, principalmente por la evolución de las exportaciones manufactureras.

Sin embargo, la tendencia del ciclo del Indicador IMEF No Manufacturero apenas deja ver dicha mejora.

Continúa debajo de los 50 puntos

Confianza empresarial, aún débil

Durante mayo, la confianza empresarial en el país ligó su décimo octavo mes por debajo del umbral de 50 puntos en sus tres componentes, de acuerdo con los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El ICE Manufacturero se ubicó en 49.3 puntos, dato que representó una caída de 0.2 puntos respecto de igual mes de un año antes, cuando se estableció en 49.5 puntos. El desempeño anual del ICE Manufacturero resultó de reducciones en tres de los cinco componentes que lo integran.

Respecto del ICE de la Construcción, se estableció en 47.5 puntos en el quinto mes del año, dato que significó un retroceso de 2.2 puntos frente al de igual mes del 2015, cuando se ubicó en 49.7 puntos. Fue resultado de la caída en los cinco componentes que lo conforman.

Por último, el Indicador de Confianza Empresarial del Comercio presentó un descenso anual de 1.5 puntos, al pasar de 48.7 puntos en el quinto mes del 2015 a 47.2 puntos en el mismo mes del 2016. Registró caídas en cuatro de los cinco componentes.

Los cinco componentes que integran cada indicador son: momento adecuado para invertir; situación económica presente del país; situación económica futura del país; situación económica presente de la empresa; situación económica futura de la empresa.

Los indicadores de confianza empresarial se elaboran con los resultados de la Encuesta Mensual de Opinión Empresarial (EMOE), los cuales permiten conocer, casi inmediatamente después de terminado el mes de referencia, la opinión de los directivos empresariales sobre la situación económica que se presenta tanto en el país como en sus empresas. (Karina Hernández Mundo)

[email protected]